SB 5.11.5

sa vāsanātmā viṣayoparakto
guṇa-pravāho vikṛtaḥ ṣoḍaśātmā
bibhrat pṛthaṅ-nāmabhi rūpa-bhedam
antar-bahiṣṭvaṁ ca purais tanoti
Palabra por palabra: 
saḥ — esa; vāsanā — dotada con muchos deseos; ātmā — la mente; viṣaya- uparaktaḥ — apegada a la felicidad material, la complacencia de los sentidos; guṇa- pravāhaḥ — conducida por la fuerza de sattva-guṇa, rajo-guṇa o tamo-guṇa; vikṛtaḥ — transformada por la lujuria, etc; ṣoḍaśa-ātmā — el principal entre los dieciséis elementos (los cinco elementos densos, los diez sentidos y la mente); bibhrat — vagando; pṛthak-nāmabhiḥ — con nombres separados; rūpa-bhedam — asumiendo distintas formas; antaḥ-bahiṣṭvam — la cualidad de ser de primera categoría o de última categoría; ca — y; puraiḥ — con distintas formas corporales; tanoti — manifiesta.
Traducción: 
La mente está absorta en deseos de realizar actividades piadosas e impías; debido a ello, por naturaleza está expuesta a las transformaciones de la lujuria y la ira. De ese modo, siente atracción por el disfrute material de los sentidos. En otras palabras, está dirigida por las modalidades de la bondad, la pasión y la ignorancia. Hay once sentidos y cinco elementos materiales; de ese conjunto de dieciséis factores, el principal es la mente. Por lo tanto, ella es quien provoca el nacimiento en distintos tipos de cuerpos, entre los semidioses, los seres humanos, los animales y las aves. Según se sitúe en una posición más o menos elevada, recibirá un cuerpo material más o menos elevado.
Significado: 

La transmigración a través de las 8.400.000 especies se debe a que la mente está contaminada por ciertas cualidades materiales. La mente es la causa de que el alma se vea expuesta a las actividades piadosas e impías. La continuación de la existencia material es como las olas de la naturaleza material. A este respecto, Bhaktivinoda Ṭhākura dice: māyāra vaśe yāccha bhese', khāccha hābuḍubu, bhāi: «Mi querido hermano, el alma espiritual está completamente controlada por māyā, y tú estás siendo arrastrado por sus olas». Esto se confirma también en la Bhagavad-gītā:

prakṛteḥ kriyamāṇāni
guṇaiḥ karmāṇi sarvaśaḥ
ahaṅkāra-vimūḍhātmā
kartāham iti manyate

«El alma espiritual que está confundida por la influencia del ego falso, se cree el autor de actividades que en realidad son ejecutadas por las tres modalidades de la naturaleza material» (Bg. 3.27).

Existencia material significa estar completamente controlado por la naturaleza material. La mente es el canal mediante el cual aceptamos los dictados de la naturaleza material. De ese modo, las entidades vivientes absorbemos nuestra atención en distintos tipos de cuerpos, uno tras otro, milenio tras milenio.

kṛṣṇa bhuli' sei jīva anādi-bahirmukha
ataeva māyā tāre deya saṁsāra-duḥkha

(Cc. Madhya 20.117)

La entidad viviente, por haber olvidado a Kṛṣṇa, se ve atada por las leyes de la naturaleza material.