SB 5.12.5-6

brāhmaṇa uvāca
ayaṁ jano nāma calan pṛthivyāṁ
yaḥ pārthivaḥ pārthiva kasya hetoḥ
tasyāpi cāṅghryor adhi gulpha-jaṅghā-
jānūru-madhyora-śirodharāṁsāḥ
aṁse 'dhi dārvī śibikā ca yasyāṁ
sauvīra-rājety apadeśa āste
yasmin bhavān rūḍha-nijābhimāno
rājāsmi sindhuṣv iti durmadāndhaḥ
Palabra por palabra: 
brāhmaṇaḥ uvāca — el brāhmaṇa dijo; ayam — esta; janaḥ — persona; nāma — famosa como; calan — que se mueven; pṛthivyām — sobre la Tierra; yaḥ — quien; pārthivaḥ — una transformación de la tierra; pārthiva — ¡oh, rey, que también posees un cuerpo hecho de tierra!; kasya — por la cual; hetoḥ — razón; tasya api — de él también; ca — y; aṅghryoḥ — pies; adhi — sobre; gulpha — tobillos; jaṅghā — pantorrillas; jānu — rodillas; uru — muslos; madhyora — cintura; śiraḥ-dhara — cuello; aṁsāḥ — hombros; aṁse — hombro; adhi — sobre; dārvī — hecho de madera; śibikā — palanquín; ca — y; yasyām — sobre el cual; sauvīra-rājā — el rey de Sauvīra; iti — así; apadeśaḥ — conocido como; āste — hay; yasmin — en el cual; bhavān — Su Majestad; rūḍha — impuesto sobre; nija-abhimānaḥ — con un concepto de prestigio falso; rājā asmi — yo soy el rey; sindhuṣu — en el estado de Sindhu; iti — así; durmada-andhaḥ — cautivado por el prestigio falso.
Traducción: 
El brāhmaṇa Jaḍa Bharata, que era una persona autorrealizada, dijo: Entre las muchas combinaciones y permutaciones materiales, existen diversas formas y transformaciones de la tierra. Por alguna razón, las hay que se mueven por la superficie de la Tierra y reciben el nombre de porteadores de palanquín, mientras que las transformaciones que no se mueven son objetos materiales burdos, como las piedras. En todo caso, el cuerpo material está hecho de tierra y piedra en forma de pies, tobillos, pantorrillas, rodillas, muslos, torso, garganta y cabeza. Sobre los hombros descansa el palanquín de madera, y dentro del palanquín, el supuesto rey de Sauvīra. El cuerpo del rey no es más que otra transformación de la tierra, pero dentro de él vive Su Majestad, que piensa, y se equivoca al hacerlo, que es el rey del estado de Sauvīra.
Significado: 

Tras analizar los cuerpos materiales del porteador y del pasajero del palanquín, Jaḍa Bharata establece la conclusión de que la verdadera fuerza vital es la entidad viviente, que es progenie o descendiente del Señor Viṣṇu; por lo tanto, en el mundo material, entre los seres móviles e inmóviles, el verdadero principio es el Señor Viṣṇu. Es Su presencia lo que hace que todo funcione y que se produzcan acciones y reacciones. Debe entenderse que quien ha llegado a comprender que el Señor Viṣṇu es la causa original de todo, está perfectamente situado en el plano del conocimiento. El rey Rahūgaṇa, a pesar del orgullo falso de creerse rey, en realidad no estaba situado en el plano del conocimiento. Ésa es la razón de que riñese a los porteadores del palanquín, entre quienes estaba Jaḍa Bharata, el brāhmaṇa autorrealizado. Ésa es la primera acusación que hace Jaḍa Bharata al rey, que se atrevía a hablar a un brāhmaṇa erudito desde el endeble plano de la ignorancia e identificándolo todo con la materia. El rey Rahūgaṇa presentó el argumento de que la entidad viviente sufre cuando el cuerpo se fatiga, ya que ella también está en el interior del cuerpo. En los siguientes versos se explica claramente que la entidad viviente no sufre debido a la fatiga del cuerpo. Śrīla Viśvanātha Cakravartī da el ejemplo de un niño adornado con alhajas muy pesadas. A pesar de lo delicado de su cuerpo, no siente fatiga, y sus padres tampoco piensan que deban quitárselas. La entidad viviente no tiene nada que ver con los dolores y placeres del cuerpo, que no son más que invenciones mentales. El hombre inteligente buscará la causa original de todo. Las combinaciones y permutaciones materiales pueden tener entidad real en los tratos mundanos, pero, verdaderamente, la fuerza vital, el alma, no tiene nada que ver con ellas. Aquellos que están frustrados de lo material cuidan del cuerpo y se inventan la figura del daridra- nārāyaṇa (Nārāyaṇa pobre). Sin embargo, no es cierto que el alma o la Superalma sean pobres por el simple hecho de que el cuerpo lo sea. Esa afirmación es de ignorantes. El alma y la Superalma están siempre aparte de los placeres y sufrimientos del cuerpo.