SB 5.18.19

striyo vratais tvā hṛṣīkeśvaraṁ svato
hy ārādhya loke patim āśāsate 'nyam
tāsāṁ na te vai paripānty apatyaṁ
priyaṁ dhanāyūṁṣi yato 'sva-tantrāḥ
Palabra por palabra: 
striyaḥ — todas las mujeres; vrataiḥ — observando ayunos y otros votos; tvā — a Ti; hṛṣīkeśvaram — la Suprema Personalidad de Dios, el amo de los sentidos; svataḥ — por Tu propia voluntad; hi — ciertamente; ārādhya — adorar; loke — en el mundo; patim — un esposo; āśāsate — piden; anyam — otra; tāsām — de todas esas mujeres; na — no; te — los esposos; vai — en verdad; paripānti — capaces de proteger; apatyam — a los hijos; priyam — muy queridos; dhana — las riquezas; āyūṁṣi — o la duración de la vida; yataḥ — puesto que; asva-tantrāḥ — dependiente.
Traducción: 
Mi querido Señor, Tú eres en verdad el amo, por completo independiente, de todos los sentidos. Por eso, todas las mujeres que Te adoran siguiendo votos estrictos con el deseo de lograr un esposo que satisfaga sus sentidos están, sin duda alguna, bajo la influencia de la ilusión. No saben que ese esposo no puede brindarles verdadera protección, ni a ellas ni a sus hijos, ni que tampoco podrá proteger sus riquezas ni la duración de sus vidas, pues él mismo depende del tiempo, de los resultados fruitivos y de las modalidades de la naturaleza, todo lo cual está subordinado a Ti.
Significado: 

En este verso, Lakṣmīdevī (Ramā) se muestra compasiva con las mujeres que adoran al Señor para obtener la bendición de un buen esposo. Esas mujeres desean ser felices con hijos, riquezas, una larga vida y todo lo que les es querido. Sin embargo, no es probable que lo consigan, pues el supuesto marido depende del control de la Suprema Personalidad de Dios. Abundan los ejemplos de mujeres cuyo esposo, que depende del resultado de sus propias actividades fruitivas, no puede mantenerlas, ni a ellas ni a los hijos, ni puede proporcionarles riquezas ni asegurarles una larga vida. Por lo tanto, la realidad es que el único marido verdadero de todas las mujeres es Kṛṣṇa, el marido supremo. Así lo comprendieron las gopīs, como almas liberadas que eran, y, en consecuencia, rechazaron a sus esposos materiales y aceptaron a Kṛṣṇa como verdadero esposo. Él es el verdadero esposo, no sólo de las gopīs, sino de todas las entidades vivientes. Esto debe entenderlo perfectamente todo el mundo; en la Bhagavad-gītā a las entidades vivientes se las describe con la palabra prakṛti (femenino), no puruṣa (masculino). En la Bhagavad-gītā (10.12), el calificativo de puruṣa sólo se atribuye a Kṛṣṇa.

paraṁ brahma paraṁ dhāma
pavitraṁ paramaṁ bhavān
puruṣaṁ śāśvataṁ divyam
ādi-devam ajaṁ vibhum

«Tú eres la Suprema Personalidad de Dios, la morada suprema, lo más puro que existe, la Verdad Absoluta. Tú eres la persona original, trascendental y eterna, el innaciente, el más grande».

Kṛṣṇa es el puruṣa original, y las entidades vivientes son prakṛti. Por lo tanto, Kṛṣṇa es el disfrutador, y todas las entidades vivientes existen para que Él disfrute de ellas. Vemos entonces que toda mujer que busque un esposo material para que la proteja, o cualquier hombre que desee ser esposo de una mujer, están bajo la influencia de la ilusión. Ser esposo significa mantener a la esposa y a los hijos proporcionándoles las debidas riquezas y seguridad. Puede ocurrir, sin embargo, que un esposo no sea capaz de cumplir esa tarea, ya que depende de su karma. Karmaṇā daiva-netreṇa: Son sus actividades fruitivas pasadas lo que determina sus circunstancias. Por lo tanto, quien se enorgullece pensando que puede proteger a su esposa está bajo la influencia de la ilusión. El único esposo es Kṛṣṇa; de modo que la relación entre marido y mujer en el mundo material no puede ser absoluta. Kṛṣṇa es misericordioso, y como sentimos el deseo de casarnos, Él permite que los supuestos esposos posean una esposa, y viceversa, proporciona maridos a las esposas, para que se satisfagan mutuamente. En el Īśopaniṣad se dice: tena tyaktena bhuñjīthā: El Señor da a cada uno lo que le corresponde. Sin embargo, en realidad, todas las entidades vivientes son prakṛti, femeninas, y el único esposo es Kṛṣṇa.

ekale īśvara kṛṣṇa, āra saba bhṛtya
yāre yaiche nācāya, se taiche kare nṛtya

. 5.142)

Kṛṣṇa es el amo o esposo original de todos, y todas las demás entidades vivientes, que han adoptado formas de falsos esposos y esposas, danzan al son que Él les toca. El supuesto marido puede unirse con su esposa en busca de placer de los sentidos, pero es Hṛṣīkeśa, el amo de los sentidos, quien dirige sus sentidos y quien, por lo tanto, es el verdadero esposo.