SB 5.26.15

yas tv iha vai nija-veda-pathād anāpady apagataḥ pākhaṇḍaṁ copagatas tam asi-patravanaṁ praveśya kaśayā praharanti tatra hāsāv itas tato dhāvamāna ubhayato dhārais tāla-vanāsi-patraiś chidyamāna-sarvāṅgo hā hato 'smīti paramayā vedanayā mūrcchitaḥ pade pade nipatati sva-dharmahā pākhaṇḍānugataṁ phalaṁ bhuṅkte.
Palabra por palabra: 
yaḥ — todo el que; tu — pero; iha — en esta vida; vai — en verdad; nija-veda- pathāt — de su propia senda, recomendada por los Vedas; anāpadi — incluso sin que lo exijan las circunstancias; apagataḥ — desviado; pākhaṇḍaṁ — un sistema inventado, ateo; ca — y; upagataḥ — que ha ido a; tam — a él; asi-patravanaṁ — en el infierno conocido con el nombre de Asi-patravana; praveśya — hacen entrar; kaśayā — con un látigo; praharanti — azotan; tatra — allí; ha — ciertamente; asāu — ése; itaḥ tataḥ — de un lugar a otro; dhāvamānaḥ — correr; ubhayataḥ — en ambos lados; dhāraiḥ — por los filos; tāla-vana-asi-patraiḥ — por las hojas como espadas de los árboles de palma; chidyamāna — cortado; sarva-aṅgaḥ — cuyo cuerpo entero; — ¡ay!; hataḥ — muerto; asmi — yo soy; iti — así; paramayā — con intenso; vedanayā — dolor; mūrcchitaḥ — desmayado; pade pade — a cada paso; nipatati — cae; sva-dharma- — el que mata sus propios principios religiosos; pākhaṇḍa- anugatam phalam — el resultado de seguir una senda atea; bhuṅkte — sufre.
Traducción: 
A la persona que se desvía injustificadamente de la senda de los Vedas, los sirvientes de Yamarāja la envían al infierno de Asi-patravana, donde la azotan con látigos. Huyendo del insoportable dolor, corre de un lugar a otro, pero por todas partes tropieza con árboles de palma de hojas cortantes como espadas. Con todo el cuerpo herido, se desmaya a cada paso y clama en voz alta: «¡Ay! ¿Qué puedo hacer ahora?, ¿qué puedo hacer para salvarme?». Éste es el sufrimiento que se impone a quien se desvía de sus principios religiosos.
Significado: 

En realidad, sólo existe un principio religioso: dharmaṁ tu sākṣād bhagavat-praṇītam: El único principio religioso es seguir las órdenes de la Suprema Personalidad de Dios. Por desdicha, y especialmente en esta era, todo el mundo es ateo. Si la gente ni siquiera cree en Dios, ¿cómo van a seguir Sus órdenes? La palabra nija-veda-patha también puede significar «los principios religiosos que una persona sigue». En el pasado sólo había un veda-patha, un sistema de principios religiosos; ahora hay muchos. No importa el sistema de principios religiosos que se siga; lo que sí se ordena es que esos principios se sigan estrictamente. Es ateo, o nāstika, aquel que no cree en los Vedas. Este verso, sin embargo, indica que los principios religiosos que se hayan aceptado deben seguirse, aun si se trata de otro sistema religioso. Seamos hindúes, musulmanes o cristianos, todos debemos seguir los principios religiosos que nos corresponden. Sin embargo, quien invente su propio sendero religioso, o no siga ningún principio religioso, será castigado en el infierno Asi-patravana. En otras palabras, todo ser humano debe seguir algún principio religioso. Si no lo hace, no es mejor que un animal. A medida que Kali-yuga avanza, la gente se está volviendo atea y está aceptando una vida supuestamente laica, sin saber el castigo que les espera en Asi-patravana, como se explica en este verso.