SB 5.26.21

yas tv iha vai sarvābhigamas tam amutra niraye vartamānaṁ vajrakaṇṭaka-śālmalīm āropya niṣkarṣanti.
Palabra por palabra: 
yaḥ — todo el que; tu — pero; iha — en esta vida; vai — en verdad; sarva- abhigamaḥ — se entrega a la vida sexual indiscriminadamente, tanto con seres humanos como con animales; tam — a él; amutra — en la siguiente vida; niraye — en el infierno; vartamānam — existir; vajrakaṇṭaka-śālmalīm — un árbol de seda vegetal con espinas como rayos; āropya — subiéndole a; niṣkarṣanti — lo empujan.
Traducción: 
La persona que se entrega indiscriminadamente a la vida sexual - incluso con animales - es enviada después de morir al infierno Vajrakaṇṭaka-śālmalī. En ese infierno crece un árbol de seda vegetal lleno de espinas duras como rayos. Los agentes de Yamarāja cuelgan de ese árbol al pecador y lo empujan con fuerza, de modo que las espinas le desgarren todo el cuerpo.
Significado: 

El impulso sexual es tan poderoso que a veces un hombre cae en vida sexual con una vaca, o una mujer tiene relaciones sexuales con un perro. A esos hombres y mujeres se les envía al infierno Vrajakaṇṭaka-śālmalī. El movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa prohibe la vida sexual ilícita. La descripción que se hace en estos versos revela que la vida sexual ilícita es una actividad extremadamente pecaminosa. Hay quien no cree en estas descripciones del infierno, pero, se crea o no se crea, todo se cumple conforme a las leyes de la naturaleza, de las que nadie puede escapar.