SB 5.6.17

yasyām eva kavaya ātmānam avirataṁ vividha-vṛjina-saṁsāra-
paritāpopatapyamānam anusavanaṁ snāpayantas tayaiva parayā
nirvṛtyā hy apavargam ātyantikaṁ parama-puruṣārtham api svayam
āsāditaṁ no evādriyante bhagavadīyatvenaiva parisamāpta-sarvārthāḥ.
Palabra por palabra: 
yasyām eva — en el cual (el estado de conciencia de Kṛṣṇa, el néctar del servicio devocional); kavayaḥ — el progreso en la vida espiritual de los sabios o filósofos eruditos; ātmānam — el ser; aviratam — constantemente; vividha — diversos; vṛjina — llenos de pecados; saṁsāra — en la existencia material; paritāpa — de condiciones miserables; upatapyamānam — sufrir; anusavanam — sin detener; snāpayantaḥ — bañar; tayā — por eso; eva — ciertamente; parayā — gran; nirvṛtyā — con felicidad; hi — ciertamente; apavargam — liberación; ātyantikam — ininterrumpida; parama-puruṣa-artham — el principal de todos los logros humanos; api — aunque; svayam — en sí mismo; āsāditam — alcanzado; no — no; eva — ciertamente; ādriyante — se esfuerzan por lograr; bhagavadīyatvena eva — debido a una relación con la Suprema Personalidad de Dios; parisamāpta-sarva-arthāḥ — aquellos que han puesto fin a todo tipo de deseos materiales.
Traducción: 
Los devotos se bañan constantemente en el servicio devocional, a fin de liberarse de las diversas penalidades de la existencia material. Con ello, disfrutan de una bienaventuranza suprema, y la liberación en persona viene a servirles. Sin embargo, ellos no aceptan ese servicio, ni siquiera si se lo ofrece la propia Suprema Personalidad de Dios. Para los devotos, la liberación [mukti] tiene muy poca importancia, pues, habiendo llegado al servicio amoroso trascendental del Señor, han logrado todo lo que puede desearse y han trascendido todos los deseos materiales.
Significado: 

El servicio devocional del Señor es el mayor logro que puede alcanzar todo el que desee liberarse de las penalidades de la existencia material. Como se afirma en la Bhagavad-gītā (6.22): yaṁ labdhā cāparaṁ lābhaṁ manyate nādhikaṁ tataḥ: «Quien logra esto, piensa que no existe nada superior». Quien alcanza el servicio del Señor, que no es diferente del Señor, ya no desea nada material. Mukti significa liberarse de la existencia material. Dice Bilvamaṅgala Ṭhākura: muktiḥ mukulitāñjaliḥ sevate 'smān. Para el devoto, el logro de mukti no es muy importante. Mukti significa estar situado en la propia posición constitucional. La posición constitucional de todos los seres vivos es ser sirvientes del Señor; por lo tanto, la entidad viviente que está ocupada en el servicio amoroso del Señor ya ha alcanzado mukti. Por eso el devoto no aspira a mukti, ni siquiera si se la ofrece el propio Señor Supremo.