SB 5.6.18

rājan patir gurur alaṁ bhavatāṁ yadūnāṁ
daivaṁ priyaḥ kula-patiḥ kva ca kiṅkaro vaḥ
astv evam aṅga bhagavān bhajatāṁ mukundo
muktiṁ dadāti karhicit sma na bhakti-yogam
Palabra por palabra: 
rājan — ¡oh, mi querido rey!; patiḥ — sustentador; guruḥ — maestro espiritual; alam — ciertamente; bhavatām — de ti; yadūnām — la dinastía Yadu; daivam — la Deidad adorable; priyaḥ — muy querido amigo; kula-patiḥ — el amo de la dinastía; kva ca — a veces incluso; kiṅkaraḥ — sirviente; vaḥ — de vosotros (los Pāṇḍavas); astu — para estar seguro; evam — así; aṅga — ¡oh, rey!; bhagavān — la Suprema Personalidad de Dios; bhajatām — de los devotos ocupados en servicio; mukundaḥ — el Señor, la Suprema Personalidad de Dios; muktim — liberación; dadāti — entrega; karhicit — en cualquier momento; sma — en efecto; na — no; bhakti-yogam — servicio devocional amoroso.
Traducción: 
Śukadeva Gosvāmī continuó: Mi querido rey, la Persona Suprema, Mukunda, es en realidad el sustentador de todos los miembros de las dinastías Pāṇḍava y Yadu. Él es tu maestro espiritual, tu Deidad adorable, tu amigo y quien dirige tus actividades. Por encima de todo eso, Él a veces sirve a tu familia actuando como mensajero o como sirviente. Es decir, Él llegó incluso a actuar como un vulgar sirviente. A quienes se esfuerzan por obtener Su favor, el Señor les concede la liberación con gran facilidad, pero no es tan fácil que dé a alguien la oportunidad de ofrecerle servicio directo.
Significado: 

Mientras instruía a Mahārāja Parīkṣit, Śukadeva Gosvāmī juzgó prudente animar al rey, pues éste podía estar pensando en la gloriosa posición de otras dinastías monárquicas. Especialmente gloriosa es la dinastía de Priyavrata, en la cual Se encarnó Ṛṣabhadeva, el Señor Supremo. También es gloriosa la familia de Uttānapāda Mahārāja, el padre de Mahārāja Dhruva, ya que en ella nació el rey Pṛthu. A la dinastía de Mahārāja Raghu se la glorifica porque en esa familia apareció el Señor Rāmacandra. Y, en cuanto a las dinastías Yadu y Kuru, ambas fueron contemporáneas, pero la dinastía Yadu fue la más gloriosa de las dos, pues en ella hizo Su advenimiento el Señor Kṛṣṇa. Mahārāja Parīkṣit pudo haber pensado que la dinastía Kuru no era tan afortunada como las demás, ya que en esa familia no había aparecido el Señor Supremo, ni como Kṛṣṇa, ni como el Señor Rāmacandra, el Señor Ṛṣabhadeva o Mahārāja Pṛthu. Por esa razón, en este verso en particular Śukadeva Gosvāmī alienta a Parīkṣit Mahārāja.

La dinastía Kuru puede considerarse más gloriosa debido a la presencia de devotos como los cinco Pāṇḍavas, que ofrecieron servicio devocional puro. El Señor Kṛṣṇa, a pesar de que no advino en la dinastía Kuru, Se sentía tan endeudado con los Pāṇḍavas por su servicio devocional que actuó como sustentador de la familia y como maestro espiritual de los Pāṇḍavas. Aunque había nacido en la dinastía Yadu, el Señor Kṛṣṇa sentía mayor afecto por los Paṇḍavas. El Señor Kṛṣṇa, con Sus actos, demostró que sentía mayor inclinación por la dinastía Kuru que por la dinastía Yadu. En efecto, el Señor Kṛṣṇa, endeudado con el servicio devocional de los Pāṇḍavas, algunas veces actuó como mensajero suyo, y les guió en muchas situaciones peligrosas. Por lo tanto, Mahārāja Parīkṣit no tenía que sentirse triste por el hecho de que el Señor Kṛṣṇa no hubiera aparecido en su familia. La Suprema Personalidad de Dios siempre siente inclinación por Sus devotos puros, y con Su modo de actuar dejó bien claro que la liberación no es muy importante para los devotos. El Señor Kṛṣṇa concede fácilmente la liberación, pero no es tan fácil que dé a alguien la posibilidad de ser Su devoto. Muktim dadāti karhicit sma na bhakti-yogam. Directa o indirectamente, está probado que el bhakti-yoga es la base de la relación suprema con el Señor Supremo. Es muy superior a la liberación. El devoto puro del Señor alcanza el plano de mukti de modo natural.