SB 5.8.17

api kṣemeṇāsminn āśramopavane śaṣpāṇi carantaṁ deva-guptaṁ drakṣyāmi.
Palabra por palabra: 
api — puede ser; kṣemeṇa — sin temor debido a la ausencia de tigres y otros animales; asmin — en este; āśrama-upavane — jardín de la ermita; śaṣpāṇi carantam — caminando y comiendo las tiernas hierbas; deva-guptam — protegido por los semidioses; drakṣyāmi — veré.
Traducción: 
¡Ay!, ¿podré volver a ver alguna vez a ese animal protegido por el Señor y libre del temor a los tigres y a los demás animales? ¿Volveré a verle caminar por el jardín, comiendo brotes de hierba?
Significado: 

Mahārāja Bharata pensaba que el animal se sentía decepcionado con su protección, y que le había abandonado para buscar la protección de un semidiós. A pesar de todo, deseaba ardientemente ver al animal de nuevo en su āśrama, comiendo el tierno pasto, sin temor a los tigres y otros animales. Mahārāja Bharata sólo podía pensar en el ciervo y en cómo protegerle de todo tipo de cosas desfavorables. Desde el punto de vista materialista, esa forma de pensar puede ser muy digna de elogio, pero desde el punto de vista espiritual, en realidad el rey estaba cayendo de su excelsa posición espiritual y se estaba apegando innecesariamente a un animal. Por degradarse de ese modo, tendría que recibir un cuerpo de animal.