SB 6.12.22

yasya bhaktir bhagavati
harau niḥśreyaseśvare
vikrīḍato 'mṛtāmbhodhau
kiṁ kṣudraiḥ khātakodakaiḥ
Palabra por palabra: 
yasya — de quien; bhaktiḥ — servicio devocional; bhagavati — a la Suprema Personalidad de Dios; harau — el Señor Hari; niḥśreyasa-īśvare — el controlador de la perfección suprema de la vida, es decir, la liberación suprema; vikrīḍataḥ — nadar o jugar; amṛta-ambhodhau — en el océano de néctar; kim — de qué sirve; kṣudraiḥ — con pequeños; khātaka-udakaiḥ — charcos de agua.
Traducción: 
La persona firmemente establecida en el servicio devocional del Señor Supremo, Hari, que es el Señor de la más elevada fuente de buena fortuna, nada en el océano de néctar. ¿De qué le sirve a él un pequeño charco de agua?
Significado: 

En una oración anterior (Bhāg. 6.11.25), Vṛtrāsura había dicho: na nāka-pṛṣṭhaṁ na ca pārameṣṭhyaṁ na sārva-bhaumaṁ na rasādhipatyam: «No deseo la felicidad de que se puede disfrutar en Brahmaloka o Svargaloka; tampoco me atrae Dhruvaloka, y mucho menos este planeta Tierra o los planetas inferiores. Sólo quiero ir de regreso al hogar, de vuelta a Dios». Ésa es la determinación del devoto puro. El devoto puro no se siente atraído por ninguna posición del mundo material, por gloriosa que sea. Lo único que quiere es relacionarse con la Suprema Personalidad de Dios como los habitantes de Vṛndāvana: Śrīmatī Rād<hārāṇī, las gopīs, los padres de Kṛṣṇa (Nanda Mahārāja y Yaśodā), los amigos de Kṛṣṇa y los sirvientes de Kṛṣṇa. Desea estar en contacto con la atmósfera de Kṛṣṇa, con la belleza de Vṛndāvana. Ésas son las elevadas ambiciones del devoto de Kṛṣṇa. Los devotos del Señor Viṣṇu tal vez aspiren a una posición en Vaikuṇṭhaloka, pero el devoto de Kṛṣṇa ni siquiera aspira a los beneficios de Vaikuṇṭha; su deseo es regresar a Goloka Vṛndāvana y relacionarse con el Señor Kṛṣṇa en Sus pasatiempos eternos. La felicidad material es como el agua de un charco, mientras que la felicidad espiritual de que se disfruta eternamente en el mundo espiritual es como un océano de néctar donde el devoto desea nadar.