SB 6.12.9

ojaḥ saho balaṁ prāṇam
amṛtaṁ mṛtyum eva ca
tam ajñāya jano hetum
ātmānaṁ manyate jaḍam
Palabra por palabra: 
ojaḥ — la fuerza de los sentidos; sahaḥ — la fuerza de la mente; balam — la fuerza del cuerpo; prāṇam — la condición viviente; amṛtam — la inmortalidad; mṛtyum — la muerte; eva — en verdad; ca — también; tam — a Él (al Señor Supremo); ajñāya — sin conocer; janaḥ — la persona necia; hetum — la causa; ātmānam — el cuerpo; manyate — considera; jaḍam — aunque es como una piedra.
Traducción: 
El poder de nuestros sentidos, junto con el poder de la mente, el vigor físico, la fuerza viviente, la inmortalidad y la mortalidad, están sujetos a la supervisión de la Suprema Personalidad de Dios. Ignorantes de este hecho, los necios piensan que el cuerpo material inerte es la causa de sus actividades.