SB 6.13.12-13

tāṁ dadarśānudhāvantīṁ
cāṇḍālīm iva rūpiṇīm
jarayā vepamānāṅgīṁ
yakṣma-grastām asṛk-paṭām
vikīrya palitān keśāṁs
tiṣṭha tiṣṭheti bhāṣiṇīm
mīna-gandhy-asu-gandhena
kurvatīṁ mārga-dūṣaṇam
Palabra por palabra: 
tām — a la reacción pecaminosa; dadarśa — el vio; anudhāvantīm — persiguiendo; cāṇḍālīm — una mujer de la más baja clase; iva — como; rūpiṇīm — con la forma; jarayā — debido a la vejez; vepamāna-aṅgīm — los miembros de cuyo cuerpo temblaban; yakṣma-grastām — enferma de tuberculosis; asṛk-paṭām — cuyas ropas estaban cubiertas de sangre; vikīrya — sueltos; palitān — canosos; keśān — cabellos; tiṣṭha tiṣṭha — ¡espera!, ¡espera!; iti — así; bhāṣiṇīm — llamando; mīna-gandhi — el olor a pescado; asu — cuyo aliento; gandhena — por el olor; kurvatīm — causando; mārga-dūṣaṇam — la contaminación de toda la calle.
Traducción: 
Indra se vio perseguido por la personificación de la reacción pecaminosa. Tenía el aspecto de una mujer caṇḍāla, una mujer de la más baja clase; parecía muy vieja, y le temblaban todos los miembros. Enferma de tuberculosis, llevaba el cuerpo y los vestidos cubiertos de sangre. Su aliento era un insoportable hedor a pescado que contaminaba toda la calle mientras gritaba a Indra: «¡Espera, Indra!, ¡espera!».
Significado: 

La persona enferma de tuberculosis vomita sangre frecuentemente, de modo que todas sus ropas se manchan de sangre.