SB 6.16.37

kṣity-ādibhir eṣa kilāvṛtaḥ
saptabhir daśa-guṇottarair aṇḍa-kośaḥ
yatra pataty aṇu-kalpaḥ
sahāṇḍa-koṭi-koṭibhis tad anantaḥ
Palabra por palabra: 
kṣiti-ādibhiḥ — por los elementos del mundo material, comenzando con la tierra; eṣaḥ — este; kila — en verdad; āvṛtaḥ — cubierto; saptabhiḥ — siete; daśa-guṇa- uttaraiḥ — cada una diez veces mayor que la precedente; aṇḍa-kośaḥ — universo en forma de huevo; yatra — en quien; patati — cae; aṇu-kalpaḥ — como un diminuto átomo; saha — con; aṇḍa-koṭi-koṭibhiḥ — millones de esos universos; tat — por lo tanto; anantaḥ — (se Te llama) ilimitado.
Traducción: 
Cada universo está cubierto por siete capas: tierra, agua, fuego, aire, cielo, la energía total y el ego falso, cada una de las cuales es diez veces mayor que la precedente. Existen infinidad de universos además de éste, los cuales, aunque ilimitadamente grandes, son como átomos que Se desplazan en Ti. Por ello se dice que eres ilimitado [ananta].
Significado: 

La Brahma-saṁhitā (5.48) dice:

yasyaika-niśvasita-kālam athāvalambya
jīvanti loma-vilajā jagad-aṇḍa-nāthāḥ
viṣṇur mahān sa iha yasya kalā-viśeṣo
govindam ādi-puruṣaṁ tam ahaṁ bhajāmi

El origen de la creación material es Mahā-Viṣṇu, que reposa en el océano Causal. Mientras duerme en ese océano, con cada una de sus espiraciones se generan millones de universos, que son aniquilados cuando inspira. Ese Mahā-Viṣṇu es una porción plenaria de una porción de Viṣṇu, Govinda (yasya kalā-viśeṣaḥ). La palabra kalā se refiere a una porción plenaria de una porción plenaria. De Kṛṣṇa, Govinda, viene Balarāma; de Balarāma viene Saṅkarṣaṇa; de Saṅkarṣaṇa, Nārāyaṇa; de Nārāyaṇa, el segundo Saṅkarṣaṇa; del segundo Saṅkarṣaṇa, Mahā- Viṣṇu; de Mahā-Viṣṇu, Gabhodakaśāyī Viṣṇu; y de Garbhodakaśāyī Viṣṇu, Kṣīrodakaśāyī Viṣṇu, el controlador de cada uno de los universos. Esto nos da una idea de lo que significa ananta, ilimitado. ¿Qué puede decirse del carácter ilimitado de la potencia y de la existencia del Señor? Este verso describe las cubiertas del universo (saptabhir daśa-guṇottarair aṇḍa-kośaḥ). La primera cubierta es de tierra, la segunda de agua, la tercera de fuego, la cuarta de aire, la quinta de cielo, la sexta es la energía material total, y la séptima el ego falso. Comenzando por la cubierta de tierra, cada una de esas capas es diez veces mayor que la anterior. Imaginemos, pues, lo grande que son los universos y, además, hay muchísimos millones de universos. En la Bhagavad-gītā (10.42), el Señor mismo nos confirma:

athavā bahunaitena
kiṁ jñātena tavārjuna
viṣṭabhyāham idaṁ kṛtsnam
ekāṁśena sthito jagat

«Pero, ¿qué necesidad hay, Arjuna, de todo este conocimiento detallado? Con un solo fragmento de Mí mismo, Yo penetro y sostengo todo este universo». La totalidad del mundo material no representa más que una cuarta parte de la energía del Señor Supremo. Por esa razón, a Él se Le conoce con el nombre de ananta.