SB 6.18.25

kṛmi-viḍ-bhasma-saṁjñāsīd
yasyeśābhihitasya ca
bhūta-dhruk tat-kṛte svārthaṁ
kiṁ veda nirayo yataḥ
Palabra por palabra: 
kṛmi — gusanos; viṭ — excremento; bhasma — cenizas; saṁjñā — nombre; āsīt — se vuelve; yasya — del cual (cuerpo); īśa-abhihitasya — aunque ostente el título de rey; ca — también; bhūta-dhruk — aquel que hace daño a otros; tat-kṛte — con ese fin; sva-artham — su propio interés; kim veda — conoce acaso; nirayaḥ — castigo en el infierno; yataḥ — del cual.
Traducción: 
Una vez muertos, los cuerpos de todos los gobernantes, conocidos como reyes y grandes líderes, se transformarán en gusanos, excremento o cenizas. ¿Acaso conoce el verdadero interés de la vida aquel que mata a otros por envidia y para proteger semejante cuerpo? Ciertamente no lo conoce, pues quien siente envidia de otras entidades vivientes tiene el infierno asegurado.
Significado: 

El cuerpo material, aunque sea el de un gran rey, acabará transformado en excremento, gusanos o cenizas. Aquel que está demasiado apegado al concepto corporal de la vida no tiene, ciertamente, mucha inteligencia.