SB 6.18.43

pratiśrutaṁ dadāmīti
vacas tan na mṛṣā bhavet
vadhaṁ nārhati cendro 'pi
tatredam upakalpate
Palabra por palabra: 
pratiśrutam — prometido; dadāmi — daré; iti — así; vacaḥ — afirmación; tat — esa; na — no; mṛṣā — falsa; bhavet — puede ser; vadham — matar; na — no; arhati — es adecuado; ca — y; indraḥ — Indra; api — también; tatra — en relación con esto; idam — esto; upakalpate — es adecuado.
Traducción: 
Le he prometido una bendición, y no puedo violar mi promesa, pero Indra no merece ser matado. En estas circunstancias, tengo una solución muy adecuada.
Significado: 

Kaśyapa Muni llegó a la siguiente conclusión: «Diti está deseosa de tener un hijo que pueda matar a Indra, pues, al fin y al cabo, como mujer que es, no es muy inteligente. La adiestraré de tal manera que, en lugar de pensar siempre en matar a Indra, acabe siendo una vaiṣṇavī, una devota de Kṛṣṇa. Si acepta seguir las reglas y regulaciones de los principios vaiṣṇavas, su corazón, sin lugar a dudas, quedará libre de impurezas». Ceto-darpaṇa-mārjanam. Ése es el proceso del servicio devocional. Mediante los principios del servicio devocional consciente de Kṛṣṇa, cualquier persona puede purificarse, pues el proceso de conciencia de Kṛṣṇa es tan poderoso que puede purificar incluso a los hombres más impuros y transformarles en los vaiṣṇavas más elevados. Ése es el objetivo del movimiento de Śrī Caitanya Mahāprabhu. Narottama dāsa Ṭhākura dice:

vrajendra-nandana yei, śacī-suta haila sei,
balarāma ha-ila nitāi
dīna-hīna yata chila, hari-nāme uddhārila,
ta'ra sākṣī jagāi-mādhāi

El advenimiento de Śrī Caitanya Mahāprabhu en este Kali-yuga tiene por objetivo principal la liberación de las almas caídas, que siempre están elaborando planes para el disfrute material. Él dio a la gente de esta era la oportunidad de cantar el mantra Hare Kṛṣṇa, para que, de ese modo, se volviesen completamente puros, libres por completo de contaminación material. El vaiṣṇava puro trasciende de inmediato todos los conceptos materiales de la vida. Así, Kaśyapa Muni trató de transformar a su esposa en una vaiṣṇavī, de manera que pudiera abandonar la idea de matar a Indra. Quería que, tanto ella como sus hijos, se purificasen y, de este modo, pudiesen llegar a ser vaiṣṇavas puros. Por supuesto, a veces un seguidor del vaiṣṇavismo se desvía de los principios vaiṣṇavas, y existe la posibilidad de que caiga; pero Kaśyapa Muni pensó que quien sigue los principios vaiṣṇavas no sale perdiendo ni aun si cae. Incluso el vaiṣṇava caído puede aspirar a mejores resultados, como se confirma en la Bhagavad-gītā: svalpam apy asya dharmasya trāyate mahato bhayāt: La práctica de los principios vaiṣṇavas, aun en su más mínima expresión, puede salvarnos del mayor peligro de la existencia material. Así pues, Kaśyapa Muni tenía el plan de instruir a su esposa Diti hasta elevarla al nivel vaiṣṇava, pues quería salvar la vida de Indra.