SB 6.3.7

atas tvam eko bhūtānāṁ
seśvarāṇām adhīśvaraḥ
śāstā daṇḍa-dharo n&ṛṇāṁ
śubhāśubha-vivecanaḥ
Palabra por palabra: 
ataḥ — como tal; tvam — tú; ekaḥ — uno; bhūtānām — de todos los seres vivos; sa-īśvarāṇām — incluyendo a todos los semidioses; adhīśvaraḥ — el señor supremo; śāstā — el gobernador supremo; daṇḍa-dharaḥ — el administrador supremo de castigos; n&ṛṇām — de la sociedad humana; śubha-aśubha-vivecanaḥ — que discierne entre lo auspicioso y lo no auspicioso.
Traducción: 
El juez supremo tiene que ser uno, y no muchos. Nosotros creíamos que tú eras ese juez supremo, y que tu jurisdicción alcanzaba incluso a los semidioses. Teníamos la impresión de que eras el señor de todas las entidades vivientes, la autoridad suprema que discierne entre las actividades piadosas e impías de todos los seres humanos.