SB 6.4.35-39

śrī-śuka uvāca
iti stutaḥ saṁstuvataḥ
sa tasminn aghamarṣaṇe
prādurāsīt kuru-śreṣṭha
bhagavān bhakta-vatsalaḥ
kṛta-pādaḥ suparṇāṁse
pralambāṣṭa-mahā-bhujaḥ
cakra-śaṅkhāsi-carmeṣu-
dhanuḥ-pāśa-gadā-dharaḥ
pīta-vāsā ghana-śyāmaḥ
prasanna-vadanekṣaṇaḥ
vana-mālā-nivītāṅgo
lasac-chrīvatsa-kaustubhaḥ
mahā-kirīṭa-kaṭakaḥ
sphuran-makara-kuṇḍalaḥ
kāñcy-aṅgulīya-valaya-
nūpurāṅgada-bhūṣitaḥ
trailokya-mohanaṁ rūpaṁ
bibhrat tribhuvaneśvaraḥ
vṛto nārada-nandādyaiḥ
pārṣadaiḥ sura-yūthapaiḥ
stūyamāno 'nugāyadbhiḥ
siddha-gandharva-cāraṇaiḥ
Palabra por palabra: 
śrī-śukaḥ uvāca — Śrī Śukadeva Gosvāmī dijo; iti — así; stutaḥ — ser alabado; saṁstuvataḥ — por Dakṣa, que estaba ofreciendo oraciones; saḥ — esa Suprema Personalidad de Dios; tasmin — en ese; aghamarṣaṇe — lugar sagrado conocido con el nombre de Aghamarṣaṇa; prādurāsīt — apareció; kuru-śreṣṭha — ¡oh, joya de la dinastía Kuru!; bhagavān — la Suprema Personalidad de Dios; bhakta- vatsalaḥ — que es muy bondadoso con Sus devotos; kṛta-pādaḥ — cuyos pies de loto estaban posados; suparṇa-aṁse — en los hombros de Su montura, Garuḍa; pralamba — muy largos; aṣṭa-mahā-bhujaḥ — con ocho poderosos brazos; cakra — disco; śaṅkha — caracola; asi — espada; carma — escudo; iṣu — flecha; dhanuḥ — arco; pāśa — cuerda; gadā — maza; dharaḥ — sosteniendo; pīta-vāsāḥ — con ropas amarillas; ghana-śyāmaḥ — cuyo cuerpo era de color azul profundo; prasanna — muy alegres; vadana — cuyo rostro; īkṣaṇaḥ — y mirada; vana-mālā — con un collar de flores silvestres; nivīta-aṅgaḥ — cuyo cuerpo estaba adornado desde el cuello hasta los pies; lasat — brillante; śrīvatsa-kaustubhaḥ — la joya llamada Kaustubha y la marca de Śrīvatsa; mahā-kirīṭa — de un yelmo muy grande y suntuoso; kaṭakaḥ — un círculo; sphurat — deslumbrante; makara-kuṇḍalaḥ — pendientes en forma de tiburón; kāñcī — con un cinturón; aṅgulīya — sortijas; valaya — pulseras; nūpura — campanitas tobilleras; aṅgada — brazaletes; bhūṣitaḥ — adornado; trai- lokya-mohanam — que cautivan a los tres mundos; rūpam — los rasgos de Su cuerpo; bibhrat — brillante; tri-bhuvana — de los tres mundos; īśvaraḥ — el Señor Supremo; vṛtaḥ — rodeado; nārada — por devotos excelsos, encabezados por Nārada; nanda-ādyaiḥ — y otros, como Nanda; pārṣadaiḥ — todos los cuales son compañeros eternos; sura-yūthapaiḥ — así como por los jefes de los semidioses; stūyamānaḥ — glorificado; anugāyadbhiḥ — que cantaban tras Él; siddha-gandharva-cāraṇaiḥ — por los siddhas, gandharvas y cāraṇas.
Traducción: 
Śrī Śukadeva Gosvāmī dijo: La Suprema Personalidad de Dios, Hari, que es sumamente afectuoso con Sus devotos, Se sintió muy complacido con las oraciones de Dakṣa y apareció en aquel lugar sagrado, llamado Aghamarṣaṇa. ¡Oh, Mahārāja Parīkṣit, joya de la dinastía Kuru!, con Sus pies de loto posados en los hombros de Garuḍa, Su montura, el Señor apareció en Su forma de ocho brazos, largos, poderosos y muy bellos. En las manos llevaba un disco, una caracola, una espada, un escudo, una flecha, un arco, una cuerda y una maza. En cada mano sostenía un arma distinta, y todas ellas resplandecían con gran brillo. Vestía ropas amarillas, y Su cuerpo era de un color azul profundo. Tenía los ojos y la cara muy alegres; un largo collar de flores descendía desde Su cuello hasta Sus pies. Su pecho estaba adornado con la joya Kaustubha y la marca de Śrīvatsa. En la cabeza llevaba un suntuoso yelmo redondeado, y en las orejas, unos pendientes con forma de tiburón. Todos estos adornos eran de una belleza extraordinaria. El Señor llevaba un cinturón dorado, brazaletes en los brazos, anillos en los dedos y campanitas tobilleras en los pies. Así engalanado con distintas alhajas, el Señor Hari, que atrae a todas las entidades vivientes de los tres mundos, recibe el nombre de Puruṣottama, la personalidad más eminente. Le acompañaban grandes devotos como Nārada, Nanda y los principales semidioses, guiados por Indra, el rey del cielo, además de los habitantes de los sistemas planetarios superiores como Siddhaloka, Gandharvaloka y Cāraṇaloka. Esos devotos, situados por detrás y a ambos lados del Señor, Le ofrecían oraciones sin cesar.