SB 7.1.28-29

kīṭaḥ peśaskṛtā ruddhaḥ
kuḍyāyāṁ tam anusmaram
saṁrambha-bhaya-yogena
vindate tat-svarūpatām
evaṁ kṛṣṇe bhagavati
māyā-manuja īśvare
vaireṇa pūta-pāpmānas
tam āpur anucintayā
Palabra por palabra: 
kītaḥ — la oruga; peśaskṛtā — por una abeja; ruddhaḥ — encerrada; kuḍyāyām — en el hueco de un muro; tam — ésa (abeja); anusmaran — pensando en; saṁrambha- bhaya-yogena — con temor y hostilidad intensos; vindate — obtiene; tat — de esa abeja; sva-rūpatām — la misma forma; evam — así; kṛṣṇe — en Kṛṣṇa; bhagavati — la Personalidad de Dios; māyā-manuje — que apareció mediante Su propia energía en Su forma eterna semejante a la humana; īśvare — el Supremo; vaireṇa — por enemistad; pūta-pāpmānaḥ — los que están purificados de los pecados; tam — a Él; āpuḥ — alcanzado; anucintayā — por pensar en.
Traducción: 
Cuando una abeja encierra en el hueco de un muro a una oruga, ésta piensa siempre en la abeja con miedo y sentimientos hostiles. En el futuro, y tan sólo por ese recuerdo, se convierte en abeja. Del mismo modo, las almas condicionadas que de una forma u otra piensen en Kṛṣṇa, que es sac-cid-ānanda-vigraha, quedarán libres de sus pecados. Por pensar constantemente en Él, volverán a sus cuerpos espirituales, tanto si Le consideran enemigo como si Le tienen por Señor adorable.
Significado: 

En la Bhagavad-gītā (4.10), el Señor dice:

vīta-rāga-bhaya-krodhā
man-mayā mām upāśritāḥ
bahavo jñāna-tapasā
pūtā mad-bhāvam āgatāḥ

«Liberadas del apego, el temor y la ira, completamente absortas en Mí y refugiándose en Mí, en el pasado muchísimas personas se purificaron mediante el conocimiento acerca de Mí, y de ese modo alcanzaron amor trascendental por Mí». Hay dos maneras de pensar constantemente en Kṛṣṇa: como devotos o como enemigos. Por supuesto, el devoto, mediante el conocimiento y la tapasya, se libera del temor y la ira y se convierte en un devoto puro. Del mismo modo, el enemigo también piensa en Kṛṣṇa constantemente y se purifica, aunque sus sentimientos con respecto a Kṛṣṇa sean hostiles. Esto lo confirma otro pasaje de la Bhagavad- gītā (9.30), donde el Señor dice:

api cet sudurācāro
bhajate mām ananya-bhāk
sādhur eva sa mantavyaḥ
samyag vyavasito hi saḥ

«Aunque alguien cometa la acción más abominable, si está ocupado en servicio devocional, debe ser considerado un santo, porque está apropiadamente situado en su determinación». Es indudable que el devoto adora al Señor con la atención completamente absorta. Del mismo modo, un enemigo (sudurācāraḥ) que piense siempre en Kṛṣṇa, también se convierte en un devoto purificado. En este verso se da el ejemplo de la oruga que acaba convirtiéndose en abeja debido a que su pensamiento está fijo en la abeja que la obliga a entrar en el agujero. Al pensar constantemente en la abeja con miedo, la oruga comienza a volverse abeja. Se trata de un ejemplo práctico. El advenimiento del Señor Kṛṣṇa en el mundo material obedece a un doble motivo: paritrāṇāya sādhūnāṁ vināśāya ca duṣkṛtām: Proteger a los devotos y aniquilar a los demonios. Ciertamente, los sādhus y devotos piensan siempre en el Señor, pero los duṣkṛtīs, los demonios como Kaṁsa y Śiśupāla, también piensan en Kṛṣṇa, aunque con deseo de matarle. Por pensar en Kṛṣṇa, tanto unos como otros alcanzan la liberación de las garras de la māyā material.

En este verso aparece la palabra māyā-manuje. Kṛṣṇa, la Suprema Personalidad de Dios, viene por medio de Su potencia espiritual original (sambhavāmy ātma- māyayā); no Se ve obligado a aceptar una forma hecha por la naturaleza material. Por ello, el Señor recibe el tratamiento de īśvara, el controlador de māyā. Él no está bajo el control de māyā. Cuando un demonio piensa constantemente en Kṛṣṇa llevado por su actitud hostil hacia Él, sin duda alguna se libera de las reacciones pecaminosas de su vida. Pensar en Kṛṣṇa, sea como sea, considerando Su nombre, forma, cualidades, utensilios o cualquier otro aspecto de Su persona, es beneficioso para todos. Śṛṇvatāṁ sva-kathāḥ kṛṣṇaḥ puṇya-śravaṇa-kīrtanaḥ: Quien piense en Kṛṣṇa o escuche el santo nombre de Kṛṣṇa o los pasatiempos de Kṛṣṇa, se volverá puro; finalmente se elevará a la posición de devoto. Por esa razón, nuestro movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa está tratando de introducir el sistema de que todo el mundo, de una forma u otra, cante el santo nombre de Kṛṣṇa y tome prāsada de Kṛṣṇa. De ese modo, gradualmente se volverán devotos, y su vida será un éxito.