SB 7.10.29

etad vapus te bhagavan
dhyāyata paramātmanaḥ
sarvato goptṛ santrāsān
mṛtyor api jighāṁsataḥ
Palabra por palabra: 
etat — este; vapuḥ — cuerpo; te — Tuyo; bhagavan — ¡oh, Suprema Personalidad de Dios!; dhyāyataḥ — aquellos que meditan en; parama-ātmanaḥ — de la Persona Suprema; sarvataḥ — de todas partes; goptṛ — el protector; santrāsāt — de todo tipo de temores; mṛtyoḥ api — incluso del temor a la muerte; jighāṁsataḥ — si algún enemigo siente envidia de él.
Traducción: 
Mi querido Señor, ¡oh, Suprema Personalidad de Dios!, Tú eres el alma suprema. Si alguien medita en Tu cuerpo trascendental, Tú naturalmente le protegerás de toda fuente de temor, incluso del peligro inminente de la muerte.
Significado: 

Todo el mundo tiene que morir. Esto es seguro, pues nadie se salva de las garras de la muerte, que no es sino otro aspecto de la Suprema Personalidad de Dios (mṛtyuḥ sarva-haraś cāham). Sin embargo, el devoto no está destinado a morir una vez cumplido su plazo de vida. Todo el mundo tiene un plazo de vida limitado, pero el tiempo de vida del devoto se puede ampliar por la misericordia del Señor, que tiene el poder de anular los resultados del karma. Karmāṇi nirdahati kintu ca bhakti-bhājāṁ. Esta afirmación de la Brahma-saṁhitā (5.54) indica que el devoto no está sometido a las leyes del karma. Por lo tanto, por la misericordia sin causa del Señor Supremo, el devoto puede evitar incluso la muerte que le tiene marcada el destino. Dios protege al devoto incluso del enorme peligro de la muerte.