SB 7.10.65-66

athāsau śaktibhiḥ svābhiḥ
śambhoḥ prādhānikaṁ vyadhāt
dharma-jñāna-virakty-ṛddhi-
tapo-vidyā-kriyādibhiḥ
rathaṁ sūtaṁ dhvajaṁ vāhān
dhanur varma-śarādi yat
sannaddho ratham āsthāya
śaraṁ dhanur upādade
Palabra por palabra: 
atha — a continuación; asau — Él (el Señor Kṛṣṇa); śaktibhiḥ — por medio de Sus potencias; svābhiḥ — personales; śambhoḥ — del Señor Śiva; prādhānikam — componentes; vyadhāt — creó; dharma — religión; jñāna — conocimiento; virakti — renunciación; ṛddhi — opulencia; tapaḥ — austeridad; vidyā — educación; kriyā — actividades; ādibhiḥ — con todas estas y otras opulencias trascendentales; ratham — cuadriga; sūtam — auriga; dhvajam — bandera; vāhān — caballos o elefantes; dhanuḥ — arco; varma — escudo; śara-ādi — flechas, etc; yat — todo lo que se necesitaba; sannaddhaḥ — equipado; ratham — en la cuadriga; āsthāya — sentado; śaram — flecha; dhanuḥ — al arco; upādade — unió.
Traducción: 
Nārada Muni continuó: Después de esto, el Señor Kṛṣṇa Se valió de Su propia potencia personal, hecha de religión, conocimiento, renunciación, opulencia, austeridad, educación y actividades, para equipar al Señor Śiva con todo lo necesario: una cuadriga, un auriga, una bandera, caballos, elefantes, un arco, un escudo y flechas. Una vez perfectamente armado, el Señor Śiva tomó el arco y las flechas y se sentó en la cuadriga dispuesto a luchar contra los demonios.
Significado: 

Como se afirma en el Śrīmad-Bhāgavatam (12.13.16): vaiṣṇavānāṁ yathā śambhuḥ: El Señor Śiva es el mejor de los vaiṣṇavas, el mejor devoto del Señor Kṛṣṇa. De hecho, es uno de los mahājanas, una de las doce autoridades en la filosofía vaiṣṇava (svayambhūr nāradaḥ śambhuḥ kumāraḥ kapilo manuḥ, etc.). El Señor Kṛṣṇa siempre está presto a ayudar a todos los mahājanas y devotos en todo aspecto (kaunteya pratijānīhi na me bhaktaḥ praṇaśyati). El Señor Śiva había perdido una batalla contra los asuras, a pesar de ser muy poderoso, de modo que se sentía triste y desanimado. Sin embargo, debido a que es uno de los principales devotos del Señor, el Señor le dotó personalmente de todo lo necesario para la guerra. Por lo tanto, el devoto debe servir al Señor con sinceridad, y Kṛṣṇa estará siempre tras él para protegerle, y, si fuera necesario, para darle todo lo que necesite en la lucha contra el enemigo. Los devotos nunca están faltos de conocimiento ni de lo materialmente indispensable para difundir el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa.