SB 7.10.7

yadi dāsyasi me kāmān
varāṁs tvaṁ varadarṣabha
kāmānāṁ hṛdy asaṁrohaṁ
bhavatas tu vṛṇe varam
Palabra por palabra: 
yadi — si; dāsyasi — quieres dar; me — a mí; kāmān — algo deseable; varān — como bendición Tuya; tvam — Tú; varada-ṛṣabha — ¡oh, Suprema Personalidad de Dios, que puedes dar toda bendición!; kāmānām — de todos los deseos de felicidad material; hṛdi — en lo más hondo de mi corazón; asaṁroham — que no surjan; bhavataḥ — de Ti; tu — entonces; vṛṇe — oro por; varam — esa bendición.
Traducción: 
¡Oh, mi Señor, que eres el mejor entre los que pueden dar bendiciones!, si Tu Señoría, a pesar de todo, quieres concederme una bendición, entonces Te pido que en lo más profundo de mi corazón no haya deseos materiales.
Significado: 

El Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu nos enseña a orar pidiendo bendiciones al Señor. Sus palabras son:

7.5 na dhanaṁ na janaṁ na sundarīṁ
kavitāṁ vā jagad-īśa kāmaye
mama janmani janmanīśvare
bhavatād bhaktir ahaitukī tvayi

«¡Oh, mi Señor!, no deseo ninguna cantidad de riquezas, ni muchos seguidores, ni una hermosa esposa, ya que todo ello no son más que deseos materiales. Pero, si tengo que pedirte una bendición, lo que Te pido es que, en cualquier forma de vida y en cualquier circunstancia en que nazca, nunca me vea privado de Tu trascendental servicio devocional». Los devotos siempre se sitúan en el plano positivo, a diferencia de los māyāvādīs, que quieren reducirlo todo a lo impersonal o vacío. No se puede permanecer vacío (śūnyavādī); es necesario poseer algo. Por lo tanto, el devoto, situado en el lado positivo, desea poseer algo; las palabras de Prahlāda Mahārāja describen claramente eso que el devoto desea poseer: «Si tengo que recibir alguna bendición de Ti, lo que Te pido es que en lo más hondo de mi corazón no haya deseos materiales». El deseo de servir a la Suprema Personalidad de Dios no tiene nada de material.