SB 7.12.24

ātmany agnīn samāropya
sannyasyāhaṁ mamātmatām
kāraṇeṣu nyaset samyak
saṅghātaṁ tu yathārhataḥ
Palabra por palabra: 
ātmani — en el propio ser; agnīn — los elementos ígneos del interior del cuerpo; samāropya — situar debidamente; sannyasya — abandonar; aham — identidad falsa; mama — concepto falso; ātmatām — de considerar que el cuerpo es el propio ser o una pertenencia; kāraṇeṣu — en los cinco elementos que causan el cuerpo material; nyaset — debe fundir; samyak — por completo; saṅghātam — combinación; tu — pero; yathā-arhataḥ — como corresponde.
Traducción: 
Debe situar debidamente el elemento fuego en su propio ser, y de este modo abandonar el apego por el cuerpo, que nos lleva a pensar que el cuerpo es nuestro o que nosotros somos el cuerpo. Paso a paso, debe fundir el cuerpo material en los cinco elementos [tierra, agua, fuego, aire y cielo].
Significado: 

El cuerpo es un efecto de una causa, que son los cinco elementos materiales (tierra, agua, fuego, aire y cielo). En otras palabras, hay que saber perfectamente que el cuerpo material no es más que una combinación de los cinco elementos. La fusión del cuerpo material y los cinco elementos materiales consiste en ese conocimiento. Fundirse en el Brahman con conocimiento perfecto significa entender perfectamente que no somos el cuerpo, sino un alma espiritual.