SB 7.13.9

na yater āśramaḥ prāyo
dharma-hetur mahātmanaḥ
śāntasya sama-cittasya
bibhṛyād uta vā tyajet
Palabra por palabra: 
na — no; yateḥ — del sannyāsī; āśramaḥ — los hábitos simbólicos (con daṇḍa y kamaṇḍalu); prāyaḥ — casi siempre; dharma-hetuḥ — la causa del avance en la vida espiritual; mahā-ātmanaḥ — que es verdaderamente excelso y avanzado; śāntasya — que es pacífico; sama-cittasya — que ha alcanzado la etapa de equilibrio; bibhṛyāt — se pueden aceptar (esos signos simbólicos); uta — en verdad; — o; tyajet — se pueden abandonar.
Traducción: 
Las personas pacíficas y equilibradas que han hecho un progreso tangible en el cultivo de conciencia espiritual no tienen necesidad de llevar los símbolos del sannyāsī, como la tridaṇḍa y el kamaṇḍalu. Conforme a la necesidad, a veces aceptan esos símbolos, y a veces los rechazan.
Significado: 

En la orden de vida de renuncia se distinguen cuatro etapas: kuṭīcaka, bahūdaka, parivrājakācārya y paramahaṁsa. En este verso, el Śrīmad- Bhāgavatam habla de aquellos sannyāsīs que son paramahaṁsas. Los sannyāsīs impersonalistas māyāvādīs no pueden alcanzar la etapa de paramahaṁsa, debido a su concepto impersonal de la Verdad Absoluta. Brahmeti paramātmeti bhagavān iti śabdyate. La Verdad Absoluta se percibe en tres fases, de las cuales la comprensión de la Suprema Personalidad de Dios, bhagavān, es para los paramahaṁsas. De hecho, el propio Śrīmad-Bhāgavatam es para los paramahaṁsas (paramo nirmatsarāṇāṁ satām). Quien no haya alcanzado la etapa de paramahaṁsa no está capacitado para comprender el Śrīmad-Bhāgavatam. El primer deber de los paramahaṁas, o sannyāsīs de la orden vaiṣṇava, es la prédica. Para predicar, esos sannyāsīs pueden aceptar los símbolos de sannyāsa, como la daṇḍa y el kamaṇḍalu, o bien no aceptarlos. Por lo general, al sannyāsī vaiṣṇava, por ser paramahaṁsa, se le califica inmediatamente de bābājī, y no lleva kamaṇḍalu ni daṇḍa. Ese sannyāsī es libre de aceptar o rechazar los signos de la orden de sannyāsa. Él sólo piensa: «¿Dónde hay una oportunidad de propagar el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa?». A veces, el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa envía a sus representantes sannyāsīs a otros países, en los que no se aprecia el significado de la daṇḍa y el kamaṇḍalu. En esos casos enviamos a nuestros predicadores con ropas normales para que introduzcan nuestros libros y nuestra filosofía. Nuestra única preocupación es atraer a la gente a la conciencia de Kṛṣṇa. Eso podemos hacerlo, o bien vestidos de sannyāsīs, o con el atuendo propio de los hombres. Nuestra única preocupación es propagar el interés por el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa.