SB 7.14.2

śrī-nārada uvāca
gṛheṣv avasthito rājan
kriyāḥ kurvan yathocitāḥ
vāsudevārpaṇaṁ sākṣād
upāsīta mahā-munīn
Palabra por palabra: 
śrī-nāradaḥ uvāca — Śrī Nārada Muni dijo; gṛheṣu — en el hogar; avasthitaḥ — permanecer (el casado generalmente permanece en su hogar con su esposa e hijos); rājan — ¡oh, rey!; kriyāḥ — actividades; kurvan — realizar; yathocitāḥ — adecuadas (conforme a la instrucción del guru y el śāstra); vāsudeva — al Señor Vāsudeva; arpaṇam — dedicar; sākṣāt — directamente; upāsīta — debe adorar; mahā-munīn — a los grandes devotos.
Traducción: 
Nārada Muni respondió: Mi querido rey, aquellos que viven en sus hogares como jefes de familia deben realizar actividades para ganarse el sustento, y, en lugar de tratar de disfrutar de los resultados de su trabajo, deben ofrecérselos a Kṛṣṇa, Vāsudeva. Con la compañía de los grandes devotos del Señor, se puede entender perfectamente la manera de satisfacer a Vāsudeva en esta vida.
Significado: 

La vida de gṛhastha debe basarse en la entrega a la Suprema Personalidad de Dios. En la Bhagavad-gītā (6.1), se dice:

anāśritaḥ karma-phalaṁ
kāryaṁ karma karoti yaḥ
sa sannyāsī ca yogī ca
na niragnir na cākriyaḥ

«Aquel que no está apegado a los frutos de sus actividades y actúa tal como es su obligación se encuentra en la orden de vida de renunciación y es el verdadero místico, y no el que no enciende ningún fuego ni cumple ningún deber». Tanto el brahmacārī como los gṛhasthas, vānaprasthas y sannyāsīs, todos deben actuar únicamente por la satisfacción de la Suprema Personalidad de Dios, Vāsudeva, que es Kṛṣṇa, el hijo de Vasudeva. Todos deben seguir este principio en la vida. Nārada Muni ha explicado ya los principios que rigen la vida de los brahmacarīs, vānaprasthas y sannyāsīs; ahora está explicando cómo debe vivir el gṛhastha. El principio básico es satisfacer a la Suprema Personalidad de Dios.

La ciencia de satisfacer al Señor Supremo puede aprenderse del modo que aquí se explica: sākṣād upāsīta mahā-munīn. La palabra mahā-munīn se refiere a las grandes personas santas o devotos. Las personas santas generalmente reciben el nombre de munis, o pensadores filósoficos que se centran en temas trascendentales; mahā-munīn son aquellos que, además de haber estudiado a fondo el objetivo de la vida, en la práctica se ocupan en satisfacer a la Suprema Personalidad de Dios, Vāsudeva. Esas personas son llamadas devotos. Sin relacionarse con ellos, nadie puede aprender la ciencia de vāsudevārpaṇa, que consiste en dedicar la vida a Vāsudeva, Kṛṣṇa, la Suprema Personalidad de Dios.

En la India se seguían estrictamente los principios de esa ciencia. No hace más de cincuenta años, en las aldeas de Bengala y en los suburbios de Calcuta, yo he visto a la gente ir a escuchar el Śrīmad-Bhāgavatam todos los días, al terminar sus actividades, o, por lo menos, al atardecer, antes de acostarse. Todos escuchaban el Bhāgavatam. En todas las aldeas se daban clases de Bhāgavatam, y de ese modo la gente recibía el beneficio de escuchar el Śrīmad-Bhāgavatam, que explica todo lo relacionado con el objetivo de la vida, es decir, la liberación o la salvación. Esto se explicará claramente en los versos siguientes.