SB 7.15.73

tāvad dāsyām ahaṁ jajñe
tatrāpi brahma-vādinām
śuśrūṣayānuṣaṅgeṇa
prāpto 'haṁ brahma-putratām
Palabra por palabra: 
tāvat — por haber sido maldecido; dāsyām — en el vientre de una sirvienta; aham — yo; jajñe — nací; tatrāpi — aunque (siendo śūdra); brahma-vādinām — a personas bien versadas en el conocimiento védico; śuśrūṣayā — por prestar servicio; anuṣaṅgeṇa — al mismo tiempo; prāptaḥ — obtenido; aham — yo; brahma- putratām — un nacimiento como hijo del Señor Brahmā (en esta vida).
Traducción: 
Nací como śūdra en el vientre de una sirvienta, pero me ocupé en el servicio de vaiṣṇavas bien versados en el conocimiento védico. Gracias a ello, en esta vida recibí la oportunidad de nacer como hijo del Señor Brahmā.
Significado: 

La Suprema Personalidad de Dios dice en la Bhagavad-gītā (9.32):

māṁ hi pārtha vyapāśritya
ye 'pi syuḥ pāpa-yonayaḥ
striyo vaiśyās tathā śūdrās
te 'pi yānti parāṁ gatiṁ

«¡Oh, hijo de Pṛthā!, aquellos que se refugian en Mí, aunque sean de nacimiento inferior - las mujeres, los vaiśyas [comerciantes] y los śūdras [trabajadores] - , pueden alcanzar el destino supremo». Que una persona haya nacido como śūdra, mujer o vaiśya no es importante; si se relaciona siempre o repetidamente con devotos (sādhu-saṅgena), podrá elevarse a la perfección más alta. Nārada Muni explica esto en relación con su propia vida. El movimiento de saṅkīrtana es importante, pues cualquiera que se relacione con un devoto puro, siga sus instrucciones y le ofrezca servicio, obtendrá el éxito en la vida, sin importar si se trata de un śūdra, un vaiśya, un mleccha, un yavana o cualquier otra cosa. Eso es bhakti. Ānukūlyena kṛṣṇānuśīlanam. El bhakti consiste en servir a Kṛṣṇa y a Sus devotos con una actitud muy favorable. Anyābhilāṣitā-śūnyam. Quien no desea nada más que servir a Kṛṣṇa y a Su devoto alcanza el éxito en la vida. Esto lo explica Nārada Muni con el ejemplo práctico de su propia vida.