SB 7.3.22

śrī-nārada uvāca
ity uktvādi-bhavo devo
bhakṣitāṅgaṁ pipīlikaiḥ
kamaṇḍalu-jalenaukṣad
divyenāmogha-rādhasā
Palabra por palabra: 
śrī-nāradaḥ uvāca — Śrī Nārada Muni dijo; iti — así; uktvā — diciendo; ādi- bhavaḥ — el Señor Brahmā, la criatura viviente original del universo; devaḥ — el principal semidiós; bhakṣita-aṅgam — el cuerpo de Hiraṇyakaśipu, que había sido comido casi por entero; pipīlikaiḥ — por las hormigas; kamaṇḍalu — del cántaro especial del Señor Brahmā; jalena — con agua; aukṣat — salpicó; divyena — que era espiritual, no común; amogha — infalible; rādhasā — cuyo poder.
Traducción: 
Śrī Nārada Muni continuó: Tras dirigirle esas palabras, el Señor Brahmā, el ser original del universo, cuyo poder es inmenso, salpicó el cuerpo de Hiraṇyakaśipu, completamente devorado por las hormigas e insectos, con el agua espiritual, trascendental e infalible, de su kamaṇḍalu. De ese modo reanimó a Hiraṇyakaśipu.
Significado: 

El Señor Brahmā es el primer ser creado del universo, y ha recibido del Señor Supremo el poder para crear. Tene brahma hṛdā ya ādi-kavaye: La Suprema Personalidad de Dios instruyó personalmente al ādi-deva, o ādi-kavi, la primera criatura viviente, a través del corazón. No había nadie que pudiera enseñar a Brahmā, pero el Señor estaba situado en su corazón y le educó personalmente. El Señor Brahmā, dotado de poder especial, es infalible en hacer todo lo que desee. Ése es el significado de la palabra amogha-rādhasā. Cuando deseó devolver a Hiraṇyakaśipu su cuerpo original, lo hizo inmediatamente; sólo tuvo que salpicarle con el agua trascendental de su cántaro.