SB 7.4.14

jagur mahendrāsanam ojasā sthitaṁ
viśvāvasus tumburur asmad-ādayaḥ
gandharva-siddhā ṛṣayo 'stuvan muhur
vidyādharāś cāpsarasaś ca pāṇḍava
Palabra por palabra: 
jaguḥ — cantaban las glorias; mahendra-āsanam — el trono del rey Indra; ojasā — con el poder personal; sthitam — situado en; viśvāvasuḥ — el principal de los cantantes gandharvas; tumburuḥ — otro cantante gandharva; asmat-ādayaḥ — junto con nosotros (Nārada y otros que también glorificaban a Hiraṇyakaśipu); gandharva — los habitantes de Gandharvaloka; siddhāḥ — los habitantes de Siddhaloka; ṛṣayaḥ — los grandes sabios y personas santas; astuvan — ofrecían oraciones; muhuḥ — una y otra vez; vidyādharāḥ — los habitantes de Vidyādhara- loka; ca — y; apsarasaḥ — las habitantes de Apsaraloka; ca — y; pāṇḍava — ¡oh, descendiente de Pāṇḍu!.
Traducción: 
¡Oh, Mahārāja Yudhiṣṭhira, descendiente de Pāṇḍu!, desde el trono del rey Indra, Hiraṇyakaśipu dominó con su poder personal a los habitantes de todos los demás planetas. Los dos gandharvas Viśvāvasu y Tumburu, yo mismo y los vidyādharas, las apsarās y los sabios, le ofrecíamos oraciones una y otra vez para glorificarle.
Significado: 

Los asuras a veces se vuelven tan poderosos que pueden ocupar en su servicio incluso a devotos de la talla de Nārada Muni. Esto no significa que Nārada estuviese subordinado a Hiraṇyakaśipu. A veces, sin embargo, puede suceder que grandes personalidades del mundo material, e incluso grandes devotos, sean dominados por los asuras.