SB 7.7.23

dehas tu sarva-saṅghāto
jagat tasthur iti dvidhā
atraiva mṛgyaḥ puruṣo
neti netīty atat tyajan
Palabra por palabra: 
dehaḥ — el cuerpo; tu — pero; sarva-saṅghātaḥ — la combinación de los veinticuatro elementos; jagat — que se ve moverse; tasthuḥ — y permanecer en un lugar; iti — así; dvidhā — dos tipos; atra eva — en este asunto; mṛgyaḥ — ser buscado por; puruṣaḥ — la entidad viviente, el alma; na — no; iti — así; na — no; iti — así; iti — de este modo; atat — lo que no es espíritu; tyajan — abandonar.
Traducción: 
Toda alma individual tiene dos tipos de cuerpos, uno denso, hecho de cinco elementos densos, y uno sutil, hecho de tres elementos sutiles. Sin embargo, dentro de esos cuerpos se encuentra el alma espiritual. Esa alma debe encontrarse mediante el análisis, diciendo: «Esto no es. Esto no es». De ese modo se debe separar el espíritu de la materia.
Significado: 

Como antes se dijo: svarṇaṁ yathā grāvasu hema-kāraḥ kṣetreṣu yogais tad-abhijña āpnuyāt. Un experto en suelos puede descubrir dónde se debe excavar para encontrar oro. Después, puede analizar la piedra con ácido nítrico para ver si contiene oro. De manera similar, para encontrar el alma espiritual dentro del cuerpo, tenemos que analizar todo el cuerpo. En ese estudio de nuestro propio cuerpo, debemos preguntarnos si el alma es la cabeza, o los dedos, la mano, etc. De ese modo, se deben ir rechazando todos los elementos materiales y las combinaciones de esos elementos en el cuerpo. Entonces, si somos expertos y seguimos al ācārya, podremos entender que somos el alma espiritual que vive dentro del cuerpo. Kṛṣṇa, el más grande de los ācāryas, comienza Sus enseñanzas de la Bhagavad-gītā diciendo:

dehino 'smin yathā dehe
kaumāraṁ yauvanaṁ jarā
tathā dehāntara-prāptir
dhīras tatra na muhyati

««Del mismo modo que el alma encarnada pasa en este cuerpo continuamente de la niñez a la juventud y a la vejez, pasa también a otro cuerpo en el momento de la muerte. Una persona sensata no se confunde ante ese cambio» (Bg. 2.13). El alma espiritual posee el cuerpo y está dentro del cuerpo. Ése es el análisis correcto. El alma nunca se mezcla con los elementos corporales. Aunque está dentro del cuerpo, permanece separada y siempre pura. Debemos analizar y comprender nuestra propia identidad. Eso es autorrealización. Neti neti es el proceso analítico de rechazar lo que es material. Cuando se realiza expertamente, ese análisis nos permite entender dónde está el alma. El que no es experto, sin embargo, no puede distinguir entre el oro y la tierra, ni entre el alma y el cuerpo.