SB 7.8.8

sa īśvaraḥ kāla urukramo 'sāv
ojaḥ sahaḥ sattva-balendriyātmā
sa eva viśvaṁ paramaḥ sva-śaktibhiḥ
sṛjaty avaty atti guṇa-trayeśaḥ
Palabra por palabra: 
saḥ — Él (la Suprema Personalidad de Dios); īśvaraḥ — el controlador supremo; kālaḥ — el factor tiempo; urukramaḥ — el Señor, cuyas acciones son todas extraordinarias; asau — esa persona; ojaḥ — la fuerza de los sentidos; sahaḥ — la fuerza de la mente; sattva — estabilidad; bala — fuerza física; indriya — y de los sentidos en sí; ātmā — el propio ser; saḥ — Él; eva — en verdad; viśvam — el universo entero; paramaḥ — el supremo; sva-śaktibhiḥ — con sus múltiples potencias trascendentales; sṛjati — crea; avati — mantiene; atti — retrae; guṇa-traya-īśaḥ — el amo de las modalidades materiales.
Traducción: 
La Suprema Personalidad de Dios, que es el controlador supremo y el factor tiempo, es el poder de los sentidos, de la mente y del cuerpo, así como la fuerza vital de los sentidos. Su influencia es ilimitada. Él es la mejor de todas las entidades vivientes, el controlador de las tres modalidades de la naturaleza material. Con Su propio poder, crea la manifestación cósmica, la mantiene y también la destruye.
Significado: 

El mundo material se mueve por la acción de las tres modalidades materiales, cuyo amo es el Señor. Por lo tanto, el Señor puede crear, mantener y destruir el mundo material.