SB 8.10.56

dṛṣṭvā mṛdhe garuḍa-vāham ibhāri-vāha
āvidhya śūlam ahinod atha kālanemiḥ
tal līlayā garuḍa-mūrdhni patad gṛhītvā
tenāhanan nṛpa savāham ariṁ tryadhīśaḥ
Palabra por palabra: 
dṛṣṭvā — al ver; mṛdhe — en el campo de batalla; garuḍa-vāham — a la Suprema Personalidad de Dios, montado en Garuḍa; ibhāri-vāhaḥ — el demonio, montado en un enorme león; āvidhya — volteando; śūlam — el tridente; ahinot — se lo lanzó; atha — así; kālanemiḥ — el demonio Kālanemi; tat — el ataque del demonio contra el Señor Supremo; līlayā — con toda facilidad; garuḍa-mūrdhni — sobre la cabeza de Garuḍa, Su ave portadora; patat — mientras caía; gṛhītvā — tras atraparlo inmediatamente, sin dificultad; tena — y con la misma arma; ahanat — mató; nṛpa — ¡oh, rey!; sa-vāham — con su montura; arim — al enemigo; tri-adhīśaḥ — la Suprema Personalidad de Dios, el propietario de los tres mundos.
Traducción: 
¡Oh, rey!, al ver en el campo de batalla a la Suprema Personalidad de Dios montado en Garuḍa, el demonio Kālanemi, que iba montado en un león, empuñó su tridente, y, sin perder un instante, lo voltéo y lo lanzó contra la cabeza de Garuḍa. La Suprema Personalidad de Dios, Hari, el amo de los tres mundos, atrapó el tridente y, con esa misma arma, mató a su enemigo, Kālanemi, y a su montura, el león.
Significado: 

En relación con esto, Śrīla Madhvācārya dice:

kālanemy-ādayaḥ sarve
kariṇā nihatā api
śukreṇjjīvitāḥ santaḥ
punas tenaiva pātitaḥ

«Kālanemi y todos los demás demonios fueron matados por la Suprema Personalidad de Dios, Hari, y cuando Śukrācārya, su maestro espiritual, les trajo de nuevo a la vida, de nuevo fueron matados por la Suprema Personalidad de Dios».