SB 8.15.28

śrī-gurur uvāca
jānāmi maghavañ chatror
unnater asya kāraṇam
śiṣyāyopabhṛtaṁ tejo
bhṛgubhir brahma-vādibhiḥ
Palabra por palabra: 
śrī-guruḥ uvāca — Bṛhaspati dijo; jānāmi — conozco; maghavan — ¡oh, Indra!; śatroḥ — del enemigo; unnateḥ — de la elevación; asya — de él; kāraṇam — la causa; śiṣyāya — al discípulo; upabhṛtam — dotado de; tejaḥ — poder; bhṛgubhiḥ — por los descendientes de Bhṛgu; brahma-vādibhiḥ — brāhmaṇas todopoderosos.
Traducción: 
Bṛhaspati, el maestro espiritual de los semidioses, dijo: ¡Oh, Indra!, yo conozco la causa del inmenso poder de tu enemigo, Bali Mahārāja. Ha complacido a los brāhmaṇas descendientes de Bhṛgu Muni, de quienes es discípulo, y ellos le han dotado de ese extraordinario poder.
Significado: 

Bṛhaspati, el maestro espiritual de los semidioses, hizo saber a Indra: «No es normal que Bali y sus ejércitos se hayan vuelto tan poderosos; al parecer, los brāhmaṇas descendientes de Bhṛgu Muni se han sentido complacidos con Bali Mahārāja y les han bendecido con ese poder espiritual». En otras palabras, Bṛhaspati informó a Indra de que el poder que mostraba Bali Mahārāja no era el suyo, sino el de su glorioso guru, Śukrācārya. En nuestras oraciones diarias, cantamos: yasya prasādād bhagavat-prasādo yasyāprasādān na gatiḥ kuto 'pi. Si complacemos al maestro espiritual, podemos obtener un poder extraordinario, especialmente en lo que al avance espiritual se refiere. Las bendiciones del maestro espiritual son más poderosas que nuestros propios esfuerzos por avanzar. Por esa razón, Narottama dāsa Ṭhākura dice:

guru-mukha-padma-vākya,cittete kariyā aikya,
āra nā kariha mane āśā

Sobre todo si deseamos avanzar en la senda espiritual, debemos cumplir la orden del maestro espiritual genuino. Siguiendo el proceso de paramparā, podemos ser bendecidos con el poder espiritual original que viene de la Suprema Personalidad de Dios (evaṁ paramparā-prāptam imaṁ rājarṣayo viduḥ).