SB 8.19.33

tribhiḥ kramair imāl lokān
viśva-kāyaḥ kramiṣyati
sarvasvaṁ viṣṇave dattvā
mūḍha vartiṣyase katham
Palabra por palabra: 
tribhiḥ — tres; kramaiḥ — con pasos; imān — todos estos; lokān — tres sistemas plane-tarios; viśva-kāyaḥ — volviéndose la forma universal; kramiṣyati — expandirá gradual-mente; arvasvam — todo; viṣṇave — al Señor Viṣṇu; dattvā — después de dar caridad; mūḍha — ¡oh, sinvergüenza!; vartiṣyase — solucionarás tu sustento; katham — cómo.
Traducción: 
Le has prometido tres pasos de tierra como caridad, pero, cuando Se los des, ocupará los tres mundos. ¡Sinvergüenza!, no sabes qué gran error has cometido. Cuando Se lo hayas dado todo al Señor Viṣṇu, no tendrás de qué vivir. ¿Cómo vas a mantenerte entonces?
Significado: 

Bali Mahārāja podría argumentar que sólo había prometido tres pasos de tierra, pero Śukrācārya era un brāhmaṇa muy erudito y enseguida comprendió que se trataba de un plan de Hari, que Se había presentado con la engañosa apariencia de un brahmacārī. Las palabras mūḍha vartiṣyase katham revelan que Śukrācārya era un brāhmaṇa de la clase sacerdotal. El principal interés de esos brāhmaṇas sacerdotales es la remuneración que puedan recibir de sus discípulos. Por esa razón, cuando Śukrācārya vio que Bali Mahārāja arriesgaba todas sus posesiones, se dio cuenta que eso representaba una gran catástrofe, no sólo para el rey, sino también para su propia familia, que dependía de la misericordia de Bali Mahārāja. Ésa es la diferencia entre un vaiṣṇava y un smārta-brāhmaṇa. El smārta-brāhmaṇa siempre centra su interés en los beneficios materiales, mientras que el vaiṣṇava no tiene otro interés que la satisfacción de la Suprema Personalidad de Dios. A la luz de sus palabras, vemos que Śukrācārya era en todo aspecto un smārta-brāhmaṇa, interesado únicamente en su propia ganancia.