SB 8.2.23-24

sa gharma-taptaḥ karibhiḥ kareṇubhir
vṛto madacyut-karabhair anudrutaḥ
giriṁ garimṇā paritaḥ prakampayan
niṣevyamāṇo 'likulair madāśanaiḥ
saro 'nilaṁ paṅkaja-reṇu-rūṣitaṁ
jighran vidūrān mada-vihvalekṣaṇaḥ
vṛtaḥ sva-yūthena tṛṣārditena tat
sarovarābhyāsam athāgamad drutam
Palabra por palabra: 
saḥ — él (el líder de los elefantes); gharma-taptaḥ — transpirando; karibhiḥ — por otros elefantes; kareṇubhiḥ — y elefantas; vṛtaḥ — rodeado; mada-cyut — con gotas de licor chorreando de su boca; karabhaiḥ — por elefantes pequeños; anudrutaḥ — seguido; girim — aquella montaña; garimṇā — con el peso del cuerpo; paritaḥ — alrededor de él; prakampayan — hacer temblar; niṣevyamāṇaḥ — servido; alikulaiḥ — por los abejorros; mada-aśanaiḥ — que beben miel; saraḥ — del lago; anilam — la brisa; paṅkaja-reṇu-rūṣitam — que lleva el polvo de las flores de loto; jighran — oliendo; vidūrāt — desde lejos; mada-vihvala — ebria; īkṣaṇaḥ — cuya visión; vṛtaḥ — rodeado; sva-yūthena — de sus compañeros; tṛṣārditena — que estaban sedientos; tat — aquel; sarovara-abhyāsam — a la orilla del lago; atha — así; agamat — fueron; drutam — muy pronto.
Traducción: 
Rodeado por las hembras y por los demás elefantes de su manada, y seguido por los más jóvenes, Gajapati, el jefe de los elefantes, hacía temblar toda la montaña Trikūṭa con el peso de su cuerpo. Transpiraba, de su boca chorreaban gotas de licor, y la embriaguez le cegaba la vista. Era servido por los abejorros, bebedores de miel, y, desde lejos, podía oler el polvo de las flores de loto, que la brisa traía desde el lago. Así, rodeado de sus sedientos acompañantes, llegó a la orilla del lago.