SB 8.2.27

taṁ tatra kaścin nṛpa daiva-codito
grāho balīyāṁś caraṇe ruṣāgrahīt
yadṛcchayaivaṁ vyasanaṁ gato gajo
yathā-balaṁ so 'tibalo vicakrame
Palabra por palabra: 
tam — a él (a Gajendra); tatra — allí (en el agua); kaścit — alguien; nṛpa — ¡oh, rey!; daiva-coditaḥ — inspirado por la providencia; grāhaḥ — cocodrilo; balīyān — muy poderoso; caraṇe — su pie; ruṣā — iracundo; agrahīt — atrapó; yadṛcchayā — que se debe a la providencia; evam — esa; vyasanam — una situación peligrosa; gataḥ — habiendo obtenido; gajaḥ — el elefante; yathā-balam — conforme a su fuerza; saḥ — él; ati-balaḥ — con gran esfuerzo; vicakrame — trató de salir.
Traducción: 
Por disposición de la providencia, ¡oh, rey!, un poderoso cocodrilo se irritó con el elefante y, aprovechando que estaba en el agua, le hincó los dientes en la pata. El elefante, que en verdad era muy fuerte, puso todo su empeño en liberarse del peligro que la providencia le enviaba.