SB 8.23.31

kriyamāṇe karmaṇīdaṁ
daive pitrye 'tha mānuṣe
yatra yatrānukīrtyeta
tat teṣāṁ sukṛtaṁ viduḥ
Palabra por palabra: 
kriyamāṇe — en la celebración; karmaṇi — de una ceremonia ritual; idam — esta descripción de las características de Vāmanadeva; daive — para complacer a los semidioses; pitrye — o para complacer a los antepasados, como en una ceremonia śrāddha; atha — o; mānuṣe — para el placer de la sociedad humana, como en las bodas; yatra — siempre que; yatra — siempre que; anukīrtyeta — se narren; tat — eso; teṣām — para ellas; sukṛtam — auspicioso; viduḥ — todos deben entender.
Traducción: 
Las actividades de Vāmanadeva, cuando se narran en el transcurso de una ceremonia ritual destinada a complacer a los semidioses, a los antepasados que se hallan en Pitṛloka, o bien a celebrar un acontecimiento social, como una boda, hacen de esa ceremonia una ocasión sumamente auspiciosa.
Significado: 

Hay tres clases de ceremonias: las destinadas a complacer a la Suprema Personalidad de Dios o a los semidioses, las celebraciones sociales, como las bodas y cumpleaños, y las ceremonias destinadas a complacer a los antepasados, como la ceremonia śrāddha. En todas ellas se gastan grandes sumas de dinero, pero en este verso se sugiere que si, al mismo tiempo, se recitan las maravillosas actividades de Vāmanadeva, la ceremonia será un éxito seguro y estará libre de todo tipo de imperfecciones.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Vigésimo Tercero del Canto Octavo del Śrīmad-Bhāgavatam, titulado «Los semidioses recuperan los planetas celestiales».