SB 8.5.33

ambhas tu yad-reta udāra-vīryaṁ
sidhyanti jīvanty uta vardhamānāḥ
lokā yato 'thākhila-loka-pālāḥ
prasīdatāṁ naḥ sa mahā-vibhūtiḥ
Palabra por palabra: 
ambhaḥ — las masas de agua que pueden verse en este o en otros planetas; tu — pero; yat-retaḥ — Su semen; udāra-vīryam — tan poderoso; sidhyanti — se generan; jīvanti — viven; uta — en verdad; vardhamānāḥ — florecen; lokāḥ — los tres mundos; yataḥ — de la cual; atha — también; akhila-loka-pālāḥ — todos los semidioses, en todo el universo; prasīdatām — que Se complazca; naḥ — sobre nosotros; saḥ — Él; mahā-vibhūtiḥ — una persona de ilimitada potencia.
Traducción: 
Toda la manifestación cósmica ha surgido del agua; gracias al agua se mantienen, viven y crecen todas las entidades vivientes. Ese agua no es otra cosa que el semen de la Suprema Personalidad de Dios. Que esa Suprema Personalidad de Dios, cuya potencia es tan grande, Se complazca con nosotros.
Significado: 

Pese a las teorías de los supuestos científicos, las enormes cantidades de agua de éste y de otros planetas no se han creado por combinación de hidrógeno y oxígeno. Por el contrario, a veces se explica que el agua es el sudor de la Suprema Personalidad de Dios, y otras veces que es Su semen. Del agua surgen todas las entidades vivientes, y gracias a ella pueden vivir y crecer. Si no hubiese agua, la vida desaparecería. El agua es la fuente de la vida para todos. Así, por la gracia de la Suprema Personalidad de Dios, en todo el mundo hay agua en abundancia.