SB 8.7.15

devāṁś ca tac-chvāsa-śikhā-hata-prabhān
dhūmrāmbara-srag-vara-kañcukānanān
samabhyavarṣan bhagavad-vaśā ghanā
vavuḥ samudrormy-upagūḍha-vāyavaḥ
Palabra por palabra: 
devān — todos los semidioses; ca — también; tat — de Vāsuki; śvāsa — del aliento; śikhā — por las llamas; hata — afectados; prabhān — su lustre corporal; dhūmra — llenos de humo; ambara — vestidos; srak-vara — excelentes collares de flores; kañcuka — armamento; ānanān — y rostros; samabhyavarṣan — con abundante lluvia; bhagavat-vaśāḥ — bajo el control de la Suprema Personalidad de Dios; ghanāḥ — nubes; vavuḥ — soplaron; samudra — del océano de leche; ūrmi — de las olas; upagūḍha — que arrastraban gotitas de agua; vāyavaḥ — brisas.
Traducción: 
Los semidioses también sufrieron a causa del ardiente aliento de Vāsuki; el lustre de sus cuerpos disminuyó, y el humo ennegreció sus ropas, sus collares de flores, sus armas y sus rostros. Sin embargo, por la gracia de la Suprema Personalidad de Dios, el mar se cubrió de nubes, que derramaron torrentes de lluvia, y se levantó una brisa que arrastraba partículas de agua de las olas; todo ello sirvió de alivio a los semidioses.