SB 8.7.32

kāmādhvara-tripura-kālagarādy-aneka-
bhūta-druhaḥ kṣapayataḥ stutaye na tat te
yas tv anta-kāla idam ātma-kṛtaṁ sva-netra-
vahni-sphuliṅga-śikhayā bhasitaṁ na veda
Palabra por palabra: 
kāma-adhvara — sacrificios por la complacencia de los sentidos (como los Dakṣa-yajña, los sacrificios celebrados por Dakṣa); tripura — el demonio llamado Tripurāsura; kālagara — Kālagara; ādi — y otros; aneka — muchos; bhūta-druhaḥ — que tienen la misión de causar dificultades a las entidades vivientes; kṣapayataḥ — ocupado en su destrucción; stutaye — tu oración; na — no; tat — eso; te — hablarte; yaḥ tu — puesto que; anta-kāle — en el momento de la aniquilación; idam — en el mundo material; ātma-kṛtam — hecha por ti mismo; sva-netra — con tus ojos; vahni-sphuliṅga-śikhayā — por las chispas de fuego; bhasitam — reducidos a cenizas; na veda — no sé cómo sucede.
Traducción: 
Cuando las llamas y las chispas que emanan de tus ojos llevan a cabo la aniquilación, toda la creación queda reducida a cenizas. No obstante, tú no sabes cómo sucede eso. ¿Qué puede entonces decirse de tu destrucción del Dakṣa-yajña, de Tripurāsura y del veneno kālakūṭa? Unas oraciones dirigidas a ti no pueden tener por tema esas actividades.
Significado: 

El Señor Śiva no da la menor importancia a los grandes actos que realiza; ¿qué puede decirse entonces del hecho de neutralizar el poderoso veneno que se produjo al batir? Indirectamente, los semidioses oraron al Señor Śiva pidiéndole que neutralizara el veneno kālakūṭa, que se estaba extendiendo por todo el universo.