SB 9.10.51

tretāyāṁ vartamānāyāṁ
kālaḥ kṛta-samo 'bhavat
rāme rājani dharma-jñe
sarva-bhūta-sukhāvahe
Palabra por palabra: 
tretāyām — en el Tretā-yuga; vartamānāyām — aunque situado en ese período; kālaḥ — el período; kṛta — con Satya-yuga; samaḥ — igual; abhavat — se volvió; rāme — debido a la presencia del Señor Rāmacandra; rājani — como rey gobernante; dharma-jñe — pues era perfectamente religioso; sarva-bhūta — de todas las entidades vivientes; sukha-āvahe — dar plena felicidad.
Traducción: 
El Señor Rāmacandra reinó en Treta-yuga, pero supo gobernar tan bien que todo discurría como en Satya-yuga. Todo el mundo era religioso y completamente feliz.
Significado: 

De los cuatro yugas - Satya, Tretā, Dvāpara y Kali - , Kali-yuga es el peor; pero, si se pone en marcha el sistema de varṇāśrama-dharma, se puede suscitar el bienestar de Satya-yuga incluso en la era de Kali. Ése es el objetivo del movimiento Hare Kṛṣṇa, el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa.

kaler doṣa-nidhe rājann
asti hy eko mahān gunaḥ
kīrtaṇād eva kṛṣṇasya
mukta-saṅgaḥ paraṁ vrajet

«Mi querido rey, Kali-yuga está llena de defectos, pero todavía queda una buena cualidad: por el simple hecho de cantar el mahā-mantra Hare Kṛṣṇa podemos liberarnos del cautiverio material y elevarnos al reino trascendental» (Bhāg. 12.3.51). Si la gente participa en este movimiento de saṅkīrtana basado en el canto de Hare Kṛṣṇa y Hare Rāma, ciertamente se liberarán de la contaminación de Kali-yuga, y serán tan felices como los habitantes de Satya-yuga, la edad de oro. Todos sin excepción, en cualquier lugar en que se encuentren, pueden participar fácilmente en este movimiento Hare Kṛṣṇa; lo único que se necesita es cantar el mahā-mantra Hare Kṛṣṇa, seguir las reglas y regulaciones, y mantenerse libre de la contaminación de la vida pecaminosa. Hasta la persona pecaminosa que no pueda abandonar su vida de pecado inmediatamente se liberará, sin duda alguna, de todas sus actividades pecaminosas, si canta el mahā-mantra Hare Kṛṣṇa con devoción y fe. De ese modo, alcanzará el éxito en la vida. Paraṁ vijayate śrī-kṛṣṇa-saṅkīrtanam. Ésa es la bendición del Señor Rāmacandra, que ha aparecido en esta era en la forma del Señor Gaurasundara.