SB 9.15.15

dṛptaṁ kṣatraṁ bhuvo bhāram
abrahmaṇyam anīnaśat
rajas-tamo-vṛtam ahan
phalguny api kṛte 'ṁhasi
Palabra por palabra: 
dṛptam — muy orgullosos; kṣatram — los kṣatriyas, la clase gobernante; bhuvaḥ — de la Tierra; bhāram — carga; abrahmaṇyam — pecaminosos, que no hacían caso de los principios religiosos establecidos por los brāhmaṇas; anīnaśat — expulsó o exterminó; rajaḥ-tamaḥ — por las cualidades de la pasión y la ignorancia; vṛtam — cubiertos; ahan — mató; phalguni — no muy grande; api — aunque; kṛte — había sido cometida; aṁhasi — una ofensa.
Traducción: 
Influenciados por las modalidades de la pasión y la ignorancia, los reyes mostraban un orgullo desmesurado y, debido a ello, se habían vuelto irreligiosos y ya no hacían ningún caso de las leyes que les dictaban los brāhmaṇas. Al ver la situación, Paraśurāma les mató. Aunque la ofensa cometida no era demasiado grave, Paraśurāma les mató para disminuir la carga del mundo.
Significado: 

Los kṣatriyas, la clase dirigente, deben gobernar el mundo conforme a las reglas y regulaciones dictadas por los grandes brāhmaṇas y personas santas. La clase dirigente, tan pronto como se muestra irresponsable en lo tocante a los principios religiosos, pasa a ser una carga para la Tierra. Como se afirma en este verso: rajas-tamo-vṛtaṁ, bhāram abrahmaṇyam: Cuando la clase dirigente cae bajo la influencia de las modalidades más bajas de la naturaleza - la ignorancia y la pasión - , se convierte en una carga para el mundo y tiene que ser exterminada por un poder superior. En la historia moderna podemos de hecho constatar que las revoluciones han acabado por abolir las monarquías; por desgracia, la abolición de las monarquías no ha servido más que para establecer la supremacía de hombres de tercera y de cuarta clase. Pese a la abolición de las monarquías dominadas por las modalidades de la pasión y la ignorancia, los habitantes del mundo siguen sin ser felices; los monarcas anteriores, contaminados por la ignorancia, mostraban unas cualidades degradadas, pero ahora han sido sustituidos por miembros de las clases mercantil y obrera, cuyas cualidades están en un nivel de degradación aun peor. Cuando el gobierno es guiado realmente por brāhmaṇas, por hombres conscientes de Dios, la gente puede conocer la verdadera felicidad. Vemos entonces que, en eras anteriores, los brāhmaṇas, dirigidos por Paraśurāma, un brāhmaṇa de espíritu kṣatriya, exterminaron veintiuna veces consecutivas a la clase dirigente, que se había degradado por influencia de las modalidades de la pasión y la ignorancia.

En Kali-yuga, como se afirma en el Śrīmad-Bhāgavatam (12.2.13): dasyu-prāyeṣu rājasu: Los gobernantes (rājanya) no serán mejores que los bandidos (dasyus), pues los asuntos del gobierno serán monopolio de hombres de tercera y de cuarta categoría. Ignorando los principios religiosos y las reglas y regulaciones brahmínicas, tratarán de saquear las riquezas de los ciudadanos sin consideración alguna. Como se afirma en otro pasaje del Bhāgavatam (12.1.40):

asaṁskṛtāḥ kriyā-hīnā
rajasā tamasāvṛtāḥ
prajās te bhakṣayiṣyanti
mlecchā rājanya-rūpiṇaḥ

En un estado impuro, pasando por alto el correcto desempeño de los deberes humanos, y bajo la influencia de las modalidades de la pasión (rajas) y la ignorancia (tamas), personas sucias (mlecchas), haciéndose pasar por representantes del gobierno (rājanya-rūpiṇaḥ), se tragarán a los ciudadanos (prājas te bhakṣayiṣyanti). En otro pasaje, el Śrīmad-Bhāgavatam (12.2.7-8) añade:

evaṁ prajābhir duṣṭābhir
ākīrṇe kṣiti-maṇḍale
brahma-viṭ-kṣatra-śūdrāṇāṁ
yo balī bhavitā nṛpaḥ

prajā hi lubdhai rājanyair
nirghṛṇair dasyu-dharmabhiḥ
ācchinna-dāra-draviṇā
yāsyanti giri-kānanam

La sociedad humana se agrupa en cuatro divisiones naturales, como se explica en la Bhagavad-gītā (cātur-varṇyaṁ mayā sṛṣṭaṁ guṇa-karma-vibhāgaśaḥ). Pero, si se deja de respetar ese sistema y no se tienen en cuenta las cualidades y divisiones de la sociedad, el resultado será brahma-vit-kṣatra-śūdrāṇāṁ yo balī bhavitā nṛpaḥ, es decir, el supuesto sistema de castas de brāhmaṇa, kṣatriya, vaiśya, y śūdra perderá todo sentido. Como consecuencia, será rey o presidente cualquiera que, de una u otra forma, logre el poder necesario, y como consecuencia los prajās, los ciudadanos, vivirán tan agobiados que abandonarán su hogar y lo que les es más querido y se irán al bosque (yāsyanti giri-kānanam) huyendo de las presiones de los funcionarios del gobierno, que carecen de toda misericordia y son adictos a actuar como bandidos. Por lo tanto, los prajās, la gente en general, debe unirse al movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa, el movimiento Hare Kṛṣṇa, que es la encarnación sonora de la Suprema Personalidad de Dios. Kali-kāle nāma-rūpe kṛṣṇa-avatāra: Kṛṣṇa, la Suprema Personalidad de Dios, Se ha encarnado ahora en la forma de Su santo nombre. Por consiguiente, cuando los prajās se vuelvan conscientes de Kṛṣṇa, podrán aspirar a un buen gobierno, una buena sociedad, una vida perfecta y a la liberación del cautiverio de la existencia material.