SB 9.15.35-36

kṛtta-bāhoḥ śiras tasya
gireḥ śṛṅgam ivāharat
hate pitari tat-putrā
ayutaṁ dudruvur bhayāt
agnihotrīm upāvartya
savatsāṁ para-vīra-hā
samupetyāśramaṁ pitre
parikliṣṭāṁ samarpayat
Palabra por palabra: 
kṛtta-bāhoḥ — de Kārtavīryārjuna, cuyos brazos habían sido cortados; śiraḥ — la cabeza; tasya — de él (de Kārtavīryārjuna); gireḥ — de una montaña; śṛṅgam — el pico; iva — como; āharat — (Paraśurāma) cortó del cuerpo; hate pitari — cuando su padre fue matado; tat-putrāḥ — sus hijos; ayutam — diez mil; dudruvuḥ — huyeron; bhayāt — por miedo; agnihotrīm — la kāmadhenu; upāvartya — acercar; sa-vatsām — con su ternero; para-vīra- — Paraśurāma, que podía matar a los héroes enemigos; samupetya — después de regresar; āśramam — a la morada de su padre; pitre — a su padre; parikliṣṭām — que había sufrido muchísimo; samarpayat — entregó.
Traducción: 
Seguidamente, Paraśurāma cortó, como si del pico de una montaña se tratara, la cabeza de Kārtavīryārjuna, que ya había perdido los brazos. Al ver la muerte de su padre, los diez mil hijos de Kārtavīryārjuna huyeron despavoridos. Después de acabar con el enemigo, Paraśurāma liberó a la kāmadhenu, que había sufrido mucho, y regresó con ella y con su ternero a su āśrama, donde la entregó a su padre, Jamadagni.