SB 9.2.17

dhṛṣṭād dhārṣṭam abhūt kṣatraṁ
brahma-bhūyaṁ gataṁ kṣitau
nṛgasya vaṁśaḥ sumatir
bhūtajyotis tato vasuḥ
Palabra por palabra: 
dhṛṣṭāt — de Dhṛṣṭa, otro hijo de Manu; dhārṣṭam — una casta conocida con el nombre de Dhārṣṭa; abhūt — fue generada; kṣatram — perteneciente al grupo kṣatriya; brahma-bhūyam — la posición de brāhmaṇas; gatam — alcanzaron; kṣitau — sobre la superficie del mundo; nṛgasya — de Nṛga, otro hijo de Manu; vaṁśaḥ — la dinastía; sumatiḥ — llamado Sumati; bhūtajyotiḥ — llamado Bhūtajyoti; tataḥ — a continuación; vasuḥ — llamado Vasu.
Traducción: 
El hijo de Manu llamado Dhṛṣṭa dio comienzo a la casta Dhārṣṭa de kṣatriyas, cuyos miembros se elevaron a la posición de brāhmaṇas en este mundo. Del hijo de Manu llamado Nṛga nació Sumati. Sumati fue padre de Bhūtajyoti, y de Bhūtajyoti nació Vasu.
Significado: 

En este verso se dice: kṣatraṁ brahma-bhūyaṁ gataṁ kṣitau: Los Dhārṣṭas, a pesar de pertenecer a la casta kṣatriya, lograron convertirse en brāhmaṇas. Tenemos aquí una prueba muy clara que respalda las siguientes palabras de Nārada (Bhāg. 7.11.35)

yasya yal lakṣaṇaṁ proktaṁ
puṁso varṇābhivyañjakam
yad anyatrāpi dṛśyeta
tat tenaiva vinirdiśet

Si las cualidades de un grupo se manifiestan en miembros de un grupo distinto, estas personas deben ser reconocidas por sus cualidades y características, y no por la casta o familia en que hayan nacido. La cuna no tiene importancia; lo que se exige en todas las Escrituras védicas son las cualidades personales.