SB 9.4.6

taṁ kaścit svīkariṣyantaṁ
puruṣaḥ kṛṣṇa-darśanaḥ
uvācottarato 'bhyetya
mamedaṁ vāstukaṁ vasu
mamedam ṛṣibhir dattam
iti tarhi sma mānavaḥ
syān nau te pitari praśnaḥ
pṛṣṭavān pitaraṁ yathā
Palabra por palabra: 
tam — a Nābhāga; kaścit — alguien; svīkariṣyantam — mientras recogía las riquezas dejadas por los grandes sabios; puruṣaḥ — una persona; kṛṣṇa-darśanaḥ — de aspecto negruzco; uvāca — dijo; uttarataḥ — del norte; abhyetya — viniendo; mama — míos; idam — estos; vāstukam — remanentes del sacrificio; vasu — todas las riquezas.mama — mías; idam — todas éstas; ṛṣibhiḥ — por las grandes personas santas; dattam — han sido entregadas; iti — así; tarhi — por lo tanto; sma — en verdad; mānavaḥ — Nābhāga; syāt — que sea; nau — de nosotros; te — tuyo; pitari — al padre; praśnaḥ — una pregunta; pṛṣṭavān — él también preguntó; pitaram — de su padre; yathā — como le pedía.
Traducción: 
Después de esto, mientras Nābhāga recogía las riquezas, una persona de aspecto negruzco que venía del norte se le acercó diciendo: «Todas las riquezas de este recinto de sacrificios me pertenecen».VERSO 7
Nābhāga dijo entonces: «Estas riquezas son mías. Las grandes personas santas me las han dado». Cuando Nābhāga dijo esto, la persona de aspecto negruzco contestó: «Vamos a ver a tu padre y que él resuelva la disputa». Conforme a esto, Nābhāga preguntó a su padre.