SB 9.6.15-16

sa sannaddho dhanur divyam
ādāya viśikhāñ chitān
stūyamānas tam āruhya
yuyutsuḥ kakudi sthitaḥ
tejasāpyāyito viṣṇoḥ
puruṣasya mahātmanaḥ
pratīcyāṁ diśi daityānāṁ
nyaruṇat tridaśaiḥ puram
Palabra por palabra: 
saḥ — él, Purañjaya; sannaddhaḥ — bien equipado; dhanuḥ divyam — un arco de la mejor calidad o trascendental; ādāya — tomar; viśikhān — flechas; śitān — muy afiladas; stūyamānaḥ — muy alabado; tam — él (el toro); āruhya — montar en; yuyutsuḥ — dispuesto a luchar; kakudi — sobre la giba del toro; sthitaḥ — situado; tejasā — con el poder; āpyāyitaḥ — favorecido; viṣṇoḥ — del Señor Viṣṇu; puruṣasya — la Persona Suprema; mahā-ātmanaḥ — la Superalma; pratīcyām — occidental; diśi — en la dirección; daityānām — de los demonios; nyaruṇat — conquistó; tridaśaiḥ — rodeado por los semidioses; puram — la morada.
Traducción: 
Bien protegido con una armadura y deseoso de entrar en combate, Purañjaya se armó con flechas muy afiladas y un arco trascendental; así, entre las alabanzas de los semidioses, montó a lomos del toro [Indra] y se sentó en su giba. Desde entonces se le conoce con el nombre de Kakutstha. Por haberse sentado en el gran toro, Purañjaya, que estaba dotado del poder del Señor Viṣṇu, la Superalma, la Persona Suprema, recibe también el nombre de Indravāha. Rodeado por los semidioses, atacó la morada de los demonios en el oeste.