SB 9.6.33-34

trasaddasyur itīndro 'ṅga
vidadhe nāma yasya vai
yasmāt trasanti hy udvignā
dasyavo rāvaṇādayaḥ
yauvanāśvo 'tha māndhātā
cakravarty avanīṁ prabhuḥ
sapta-dvīpavatīm ekaḥ
śaśāsācyuta-tejasā
Palabra por palabra: 
trasat-dasyuḥ — de nombre Trasaddasyu («el que amenaza a los ladrones y bandidos»); iti — así; indraḥ — el rey del cielo; aṅga — mi querido rey; vidadhe — dio; nāma — el nombre; yasya — a quien; vai — en verdad; yasmāt — de quien; trasanti — tienen miedo; hi — en verdad; udvignāḥ — la causa de ansiedad; dasyavaḥ — ladrones y bandidos; rāvaṇa-ādayaḥ — grandes rākṣasas como Rāvaṇa y otros; yauvanāśvaḥ — el hijo de Yuvanāśva; atha — así; māndhātā — conocido con el nombre de Māndhātā; cakravartī — el emperador del mundo; avanīm — la superficie de este mundo; prabhuḥ — el amo; sapta-dvīpa-vatīm — compuesto de siete islas; ekaḥ — uno solo; śaśāsa — gobernó; acyuta-tejasā — que era poderoso gracias al favor de la Suprema Personalidad de Dios.
Traducción: 
Māndhātā, el hijo de Yuvanāśva, fue el terror de Rāvaṇa y otros ladrones y bandidos que eran causa de ansiedad. ¡Oh, rey Parīkṣit!, debido al miedo que les inspiraba, el hijo de Yuvanāśva fue conocido con el nombre de Trasaddasyu. Ese nombre le fue dado por el rey Indra. Por la misericordia de la Suprema Personalidad de Dios, el hijo de Yuvanāśva fue tan poderoso que, cuando heredó el imperio, gobernó el mundo entero sin que hubiera ningún otro gobernante en las siete islas que lo forman.