SB 9.9.38

ata ūrdhvaṁ sa tatyāja
strī-sukhaṁ karmaṇāprajāḥ
vasiṣṭhas tad-anujñāto
madayantyāṁ prajām adhāt
Palabra por palabra: 
ataḥ — de este modo; ūrdhvam — en el futuro cercano; saḥ — él, el rey; tatyāja — renunció; strī-sukham — a la felicidad de la relación sexual; karmaṇā — por el destino; aprajāḥ — permaneció sin hijos; vasiṣṭhaḥ — el gran santo Vasiṣṭha; tat-anujñātaḥ — a quien el rey permitió engendrar un hijo; madayantyām — en el vientre de Madayantī, la esposa del rey Saudāsa; prajām — un hijo; adhāt — engendró.
Traducción: 
Advertido de ese modo, el rey renunció a la felicidad que pudieran depararle las relaciones sexuales y, por designio del destino, no tuvo hijos. Más tarde, con el permiso del rey, el gran santo Vasiṣṭha engendró un hijo en el vientre de Madayantī.