SB 9.9.8

ity uktvā sa nṛpo devaṁ
tapasātoṣayac chivam
kālenālpīyasā rājaṁs
tasyeśaś cāśv atuṣyata
Palabra por palabra: 
iti uktvā — tras decir esto; saḥ — él; nṛpaḥ — el rey (Bhagīratha); devam — al Señor Śiva; tapasā — con austeridades; atoṣayat — complació; śivam — al Señor Śiva, el supremo auspicioso; kālena — con el tiempo; alpīyasā — que no fue mucho; rājan — ¡oh, rey!; tasya — sobre él (Bhagīratha); īśaḥ — el Señor Śiva; ca — en verdad; āśu — muy pronto; atuṣyata — se sintió satisfecho.
Traducción: 
Tras decir esto, Bhagīratha realizó austeridades para satisfacer al Señor Śiva. ¡Oh, rey Parīkṣit!, el Señor Śiva pronto se sintió satisfecho con Bhagīratha.
Significado: 

Las palabras āśv atuṣyata indican que el Señor Śiva se satisfizo muy pronto. Ésa es la razón por la que el Señor Śiva recibe el nombre de Āśutoṣa. Las personas materialistas se apegan al Señor Śiva porque enseguida concede bendiciones sin importar a quien, y no se preocupa por saber de la prosperidad o el sufrimiento de sus devotos. Los materialistas saben que la felicidad material no es más que otra cara del sufrimiento, pero aun así, la desean, y, para obtenerla rápidamente, adoran al Señor Śiva. Vemos que, por lo general, los materialistas son devotos de muchos semidioses, en especial del Señor Śiva y de madre Durgā. La felicidad espiritual les es prácticamente desconocida, de modo que no la desean. Pero quien desee sinceramente la felicidad espiritual debe refugiarse en el Señor Viṣṇu, como el Señor mismo exige:

sarva-dharmān parityajya
mām ekaṁ śaraṇaṁ vraja
ahaṁ tvāṁ sarva-pāpebhyo
mokṣayiṣyāmi mā śucaḥ

«Abandona toda clase de religión y sencillamente entrégate a Mí. Yo te liberaré de toda reacción pecaminosa. No temas» (Bg. 18.66).